Ante la paralización cautelar de las obras del Plan Andaluz de la Bicicleta en San Juan Bosco, Doble Fila, colectivo en favor de una movilidad urbana sostenible para Almería quiere declarar lo siguiente:

1.- Cualquier paralización, aunque sea cautelar, de una obra del calado del Plan Andaluz de la Bicicleta es, ante todo, una derrota en el cambio de modelo de movilidad en la ciudad, una concesión a quienes utilizan el coche hasta para doblar la esquina y una duda expresa de las administraciones en un camino que han recorrido con éxito miles de ciudades de todo el mundo.

2.- Estamos absoluta y rotundamente a favor de la implementación de las obras del Plan Andaluz de la Bicicleta tal y como están redactadas en los proyectos elaborados por los técnicos de la Junta de Andalucía y tal y como se acordaron con el Ayuntamiento de Almería, que dio desde un principio su visto bueno a las mismas. Recular, recalcular y modificar los proyectos no es más que una postura dubitativa ante un cambio de modelo en la movilidad que no acaban de creerse.

3.- El número de aparcamientos, tanto en superficie como subterráneos en el entorno de las redes ciclistas está sobredimensionado en una ciudad con la población y la extensión de Almería. En la capital, más de la mitad de los trayectos se efectúan a pie, por lo que no entendemos las quejas que puedan surgir al respecto del aparcamiento a no ser que se esté cediendo ante el cochecentrismo de “aparcar en la misma puerta”. Es un error, algo absolutamente equivocado y trasnochado. Una auténtica aberración contra la que hay que luchar con determinación. Nos va la salud y el medio ambiente en ello.

4.- La aprobación del PAB fue una demostración de valentía por parte del Ayuntamiento de Almería y de la Junta de Andalucía que está quedando en entredicho en tanto en cuanto algunos tramos (como el de la calle Antonio Muñoz Zamora, en La Vega de Acá) han visto modificados sus proyectos para incluir la red ciclista sobre las aceras y no sobre la línea de aparcamientos, tal y como estaba inicialmente previsto.

5.- Mucho más en entredicho queda esta valentía de las administraciones y su constantemente repetida apuesta por una movilidad pacificada, peatonal y ciclista, cuando paralizan la creación de una infraestructura que, a su vez, está generando más de un centenar de empleos directos y que generará en un futuro, empleo estable y de calidad vinculado con el comercio.

Carril Bici, Almería, Plan Andaluz de la Bici

6.- Las redes ciclistas, está demostrado, potencian el comercio de proximidad en contra de las grandes superficies en una línea idéntica a la de las peatonalizaciones. Precisamente el vetar el coche de algunas calles del centro de Almería también conllevó quejas vecinales y de los comerciantes que, a posteriori, han reconocido las ventajas que conllevó esta medida. La paralización de dichas obras no se llevó a cabo pese a las quejas. Esa es la misma postura que debe mantener la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Almería.

7.- Exigimos la vuelta a la cordura y que se retomen unas obras de las cuales se beneficiarán todos los almerienses, los que residen en el entorno de las redes ciclistas y quienes residen en otros barrios y que podrán acceder al centro de la ciudad, a sus puestos de trabajo o a los centros educativos -por poner algunos ejemplos- sin tener que correr riesgos de seguridad en la convivencia con los vehículos a motor en unas redes urbanas sobrecargadas y que potencian a toda costa los trayectos motorizados.

8.- Sobran ejemplos en toda España y en el resto del mundo de las bondades de pacificar las calles, de reducir el tráfico y el terreno dedicado a aparcamientos, y la repercusión positiva que para la economía local esto tiene. Pero además, también es positivo para la salud, para la habitabilidad, para el disfrute de las calles y para un medio ambiente sano. También sobran los ejemplos que demuestran que la implementación de una red ciclista y la supresión de aparcamientos para su conversión en carriles bici han sido beneficiosas para la ciudad y sus habitantes a largo plazo y han conseguido incluso multiplicar por veinte el número de personas que utilizan los vehículos a pedales. Cada uno de estos usuarios es un coche menos con necesidades de aparcar.

Carril Bici, Almería, Plan Andaluz de la Bici

9.- No entendemos bajo ningún concepto una paralización que se produce a apenas cuatro días del pleno de investidura del Ayuntamiento de Almería. Todos (absolutamente todos) los partidos que se presentaron a las elecciones municipales del pasado 24 de mayo llevaban en su programa electoral la implementación íntegra de las obras del Plan Andaluz de la Bicicleta. Sería una odiosa primera MENTIRA ELECTORAL que ahora dieran un paso en falso y recularan en su firme apuesta en una movilidad pacificada y en la bicicleta como eje.

10.- No compartimos que una idea ambiciosa, plasmada en un proyecto totalmente realizable, como es la del PAB se ejecute a medias puesto que supone difuminar el modelo de ciudad ciclista  para Almería por el que se había apostado, todas las transformaciones son difíciles y no siempre compartidas, pero cambiar y alterar el modelo ante los primeros conflictos, solo traslada la idea de que no existe un modelo definido y para nada compartido. Y eso nos parece muy triste y una oportunidad perdida, de nuevo, para la ciudad de Almería, en Doble Fila queremos mas altura de miras y un proyecto a largo plazo de ciudad desde nuestros responsables políticos.

@doble_fila