Tal y como os prometimos, aquí está nuestra valoración de la Semana Europea de la Movilidad 2014. Hemos analizado cada caso particular, pero a rasgos generales sí tenemos que mencionar tres cosas que a nuestro juicio se repiten en casi todos los casos y que pretenden ser un toque de atención de cara a otros años:

Falta de originalidad. Si hace dos años no se organizó nada, tirar de repertorio y hacer lo mismo dos años seguidos tampoco es la panacea, máxime cuando vemos, con enorme envidia, lo que hacen ayuntamientos como el de Getxo (que apostó por eso tan revolucionario del Parking Day que pusimos en marcha hace dos años en Almería), a buen seguro una acción innovadora, bien organizada y publicitada podría tener la misma repercusión en medios a nivel nacional que determinados actos con figuras del celuloide.

No se cuestiona la hegemonía del vehículo a motor. Encontrar que el lema de este año sea Recuperar las calles y no se hayan realizado actuaciones en favor de los peatones nos parece un error grave. En Almería no se limitó el paso de vehículos en ningún momento, algo que, perdonad de nuevo por recurrir al mismo ejemplo, sí disfrutó este domingo en su paseo la estrella del celuloide, y nada más y nada menos que en el ‘sacrosanto’ Paseo de Almería que parece ser totalmente inaccesible para cualquier actividad relacionada con la movilidad.

Nula implicación política. Cuando es la sociedad la que está apostando cada día más por modificar sus hábitos de movilidad, incrementando el uso de la bici y el transporte público, apostando por fórmulas que optimicen el uso de los vehículos a motor privados, que la clase política parezca y permanezca ajena a todo esto, y ni siquiera en la Semana Europea de la Movilidad, una semana muy dada al ‘postureo’ como todas las fechas y semanas ‘temáticas’, no mostrando en su mayoría el menor interés por simpatizar con la ciudadanía y sumarse a estos cambios cada día más patentes y visibles, es un gran ejemplo de esa desafección de la ciudadanía. Eso sí, a nueve meses de las municipales, aquí lo dejamos, a ver cuanto tardamos en ver a candidato/as ya proclamados empezar a mostrar estos gestos. ¿Por qué entonces si?

Dicho todo esto, entramos a analizar caso por caso, porque todos tienen su parte, los que hicieron y los que no.

Ayuntamiento de Almería

Va costando, pero parece que el Ayuntamiento de Almería se lo va tomando en serio.  De no organizar nada hace dos años, a preparar actividades con timidez el año pasado, e inscribirse en el evento oficial de la Comisión Europea ya en este año. Pasito a pasito. Nosotros hemos tenido varias ‘discusiones’ con el Ayuntamiento por este tema y aunque celebramos la inscripción, nos sigue llamando la atención que no se le de importancia, al menos por las respuestas que hemos recibido de la concejala de Movilidad, María Muñiz, vía Twitter.  El inscribirse oficialmente no es una mera declaración institucional, sino algo que conlleva cierta responsabilidad, pues  además de las actividades que se realicen, es necesario elaborar una memoria resumen a modo de informe de la SEM  y además plantear una medida permanente, es decir, que vaya a desarrollar durante todo el año (con poco cumplimiento por parte de los ayuntamientos almerienses inscritos, todo sea dicho).

infobus almeria septiembre2014

Como inicio, desde el Consistorio se creó una página en Facebook en la que se daba a conocer la agenda de la SEM y se difundían aspectos relacionados con la movilidad. La idea nos pareció un acierto, y aunque apenas subió el registro de seguidores inicial, una vez superada la fase inicial de invitaciones a los vinculados a la movilidad en la ciudad, es una página que año tras año debería crecer.

Decir también que nos encantó la idea del Infobús  y que en cuanto al transporte público, este año se repitió la gratuidad del bus urbano durante toda la jornada del domingo 21 (de forma mucho más ambiciosa que lo hecho en este sentido por el Ayuntamiento de Roquetas y el Consorcio Metropolitano) pero a nuestro juicio, hubiese tenido más sentido trasladando esa gratuidad al Día sin coches (el lunes). Según nos contestó el Ayuntamiento la medida hubiera sido contraproducente a la hora de vender un buen servicio de transporte urbano, pero en nuestra opinión, esta timidez únicamente refleja poca valentía en este sentido.

Por su parte, también en ese domingo, cualquier cliente de taxi que pidiese su ticket del servicio, podría hacer uso del mismo para canjearlo en los museos dependientes del Ayuntamiento (válido hasta el 31 de octubre en Museo de la Guitarra, Refugios subterráneos, etc.). Esta medida que propusimos y fue acogida por el Área de Movilidad, puede que no tuviese demasiada repercusión, pues no es que la viésemos precisamente muy difundida en las redes sociales de Taximar, Radiotaxi y Teletaxi. Si el gremio taxista se movió o no lo suficiente, quizás podamos saberlo en noviembre, una vez hagan balance del canje de tickets por entradas, aunque nos tememos que apenas tuvo repercusión ese día. Quizás, podría extenderse a toda la SEM para el año que viene y darle más difusión a la idea.

La marcha ciclista que se realizó el domingo 21, aunque lejos de las 300 personas que anunciaron en prensa, tuvo bastante aceptación infantil, que sin duda es lo más importante y el itinerario favoreció un recorrido no demasiado complejo para los peques, con un buen desenlace final a modo de avituallamiento gracias a Frutas Caparrós. La Asociación Alpedal colaboró nuevamente en esta actividad y aún siendo algo tradicional, no puede faltar en ninguna SEM que se precie.

Punto y aparte tiene para nosotros el I Concurso de Microrrelatos sobre Movilidad Urbana. La idea, nos gusta y deseamos que se repita el año que viene, las bases las vimos bastante acertadas y animamos a que se planteen realizar un libreto con los 16 relatos presentados y que se reparta por ejemplo el Día del Libro en los autobuses urbanos. Ahora bien, los premios, tienen su aquel como diría uno. El accésit fue para Francisco Javier Martínez, portavoz de Alpedal, quien donará los libros obtenidos a la asociación para disfrute de sus miembros y simpatizantes, y desde aquí, animamos al Ayuntamiento a que ceda alguna ubicación para que Alpedal tenga sede propia. El primer premio, dotado de una tarjeta gratis para todo el año en el uso de Surbus, cayó en manos de José Manuel Bretones. Como ya dijimos en Facebook no entramos a valorar la calidad de su relato, pero no deja de ser llamativo que el ganador de un concurso para promover la movilidad sostenible opinara hace solo unos meses que apostar por la bici es cosa de “los vietnamitas o los chinos pobres”, o que los que han diseñado el Plan Andaluz de la Bici son unos “lumbreras”, y añadir de paso una burla diciendo que la Junta quiere cambiar el vuelo de Almería a Sevilla por un carril bici. Aquella joyita de artículo se tituló Piedras y bicicletas y no nos cabe la menor duda de que alguno de los miembros del jurado lo recuerda perfectamente. Por cierto, ese artículo va muy en la línea de uno de los asesores de comunicación del alcalde de Almería, muy conocido en el mundillo ciclista por su ‘cariño’ hacia la bici con artículos como ‘La vuelta ciclista al ombligo’ y su ya mítico ‘Veranoazulistas’.

Podéis leer los relatos ganadores en los siguientes enlaces. El autobús te transforma de J.M. Bretones y Veinte, de F.J.Martínez.

 

Junta de Andalucía

No puede faltar en esta valoración de la Semana Europea de la Movilidad el papel de la Junta de Andalucía. Si bien se trata de un evento en el que el protagonismo se centra en las ciudades, que son además las que tienen las competencias en materia de movilidad urbana, no podemos dejar pasar la oportunidad de valorar la ausencia de actos convocados por una Administración que dice apostar por ella. No estamos pidiendo que la Junta asuma las labores de coordinación, como ocurre en Cataluña o País Vasco, pero sí que se elabore algún tipo de programación itinerante a la que los municipios puedan adherirse, por poner un ejemplo.

Ya el año pasado detectamos más actividades con motivo de la SEM en otras provincias, y este año nuevamente en Almería se ha pasado sin pena ni gloria por el evento. Una charla del viceconsejero José Antonio García Cebrián, que fue interesante y ya os la detallaremos en los próximos días, no es suficiente para cubrir el expediente. Por cierto, charla programada a la misma hora y día que la del Ayuntamiento de Almería. No sabemos quien eligió antes día y hora, y si la coincidencia fue inocente (que ya es mucha casualidad elegir el mismo día y la misma hora) o intencionada, pero nos pareció bochornoso y esperamos que no vuelva a ocurrir.

De la Junta seguimos echando en falta una mayor coordinación de consejerías y departamentos en un tema que es transversal. Sabemos que el hecho de que gobierne una coalición complica las cosas, pero nos gustaría pensar que la Consejería de Educación o la de Medio Ambiente también ven con interés el asunto, por citar algunas.

Para acabar con la valoración de la Junta, asunto que parece que interesaba mucho más al Ayuntamiento de Almería que la suya propia viendo la obsesión enfermiza con la que nos han recordado el papel de la Junta a cada crítica o comentario que hemos hecho de la SEM a través de las redes sociales, mencionar el caso de Roquetas. La Junta mandó una nota de prensa sobre sus actividades vendiendo algunas de las actividades de Roquetas, dado que se habían organizado en colaboración con el Consorcio Metropolitano. Nos llamó la atención que con eso quisieran cumplir con su compromiso, sobre todo con cuestiones como la gratuidad de los buses tan ridículamente limitada que no sirvió para nada un año más.

Ayuntamiento de Roquetas de Mar

En Roquetas de Mar pocas sorpresas. La programación ha sido muy similar a la del año pasado. Nos sigue gustando mucho que se preste tanta atención a los niños, con actividades en colegios e institutos, e incluso en la calle, pensadas para ellos. Es algo de lo que deberían tomar nota en otros municipios. Los niños son el futuro y hacia ellos deben dirigirse buena parte de los esfuerzos para ese cambio cultural que demandamos. Aunque claro, sería mejor si el mensaje fuera coherente. En los colegios se les defiende la movilidad sostenible y sus ventajas, y en la calle se encuentran con una realidad muy distinta en un municipio que tiene algunas de las calles más peligrosas para los peatones de toda Andalucía y que rechaza crear caminos escolares seguros.

En cuanto a la marcha ciclista, este año se corrigieron los errores del año pasado. El recorrido fue mucho más apropiado y digno que el del año pasado. Tenía la distancia justa para que la mayoría de los niños lo pudieran hacer con comodidad y la anchura suficiente para que sus alrededor de 700 participantes lo realizaran sin agobios. Pero claro, a veces el subconsciente se acaba imponiendo y cuando no entiendes muy bien qué demonios es eso de la movilidad sostenible, puedes acabar recurriendo a un club de motoristas con motos de gran cilindrada para apoyar las labores de la Policía Local, en una marcha que perseguía promover el uso de vehículos no contaminantes ni ruidosos. Esas labores en Almería capital las hace la asociación Alpedal y en Roquetas incluso, se han organizado marchas en las que el apoyo a la Policía Local lo hicieron clubes ciclistas, tiene guasa que siendo el objetivo de la marcha el que era, en ese caso se recurriera a ese apoyo. Por cierto, Policía Local que acudió con sus cuatro agentes en bicicleta, de los que otras localidades deberían aprender.

bicis y motos electricas septiembre2014

En Roquetas también se organizó una feria de vehículos no contaminantes, donde por cierto, pudimos probar una bicicleta y una scooter que nos confirmaron que este tipo de vehículos pueden ser la solución ideal para aquellos que tienen ciertos reparos a usar una bicicleta movida por su propia fuerza o tienen algunos inconvenientes para su uso como el viento o las fuertes pendientes. Eso sí, en este caso también fue llamativa la exposición de motocicletas de gran potencia (aunque sea eléctrica) que no sabemos muy bien hasta qué punto encajan en el concepto de movilidad sostenible.

Otros municipios

Poco os podemos decir de otros municipios. Solo Almería capital y Roquetas han estado inscritos oficialmente en la Semana Europea de la Movilidad y aunque conocemos casos de localidades como Huércal de Almería (que desde hace varios años “camufla” una actividad deportiva en el marco de la movilidad y usa el reclamo de la Semana Europea de la Movilidad aún cuando no se adhiere a los compromisos de la misma), Vícar o El Ejido, que han hecho algunas actividades puntuales, solo hemos tenido conocimiento de ellas a través de los medios y una vez celebradas. Nos gustaría que de cara a las próximas ediciones se perdiera el miedo escénico que parecen tener a la inscripción oficial (este año por fin el Ayuntamiento de Almería lo perdió y se inscribió). Se trata de una iniciativa de la Comisión Europea coordinada en España por el Ministerio de Medio Ambiente, vamos que más oficial no puede ser. Y tampoco implica muchos compromisos; Roquetas se permite el lujo de saltarse el corte de tráfico al que ellos mismos se han comprometido todos los años y no pasa nada.

En este sentido, decir que nos gustaría un mayor control por parte del Gobierno y la Comisión Europea y que este tipo de cosas, como otros programas y actividades de la Unión Europea, cuenten a la hora de conseguir subvenciones y ayudas. De forma que se premie a los realmente implicados y comprometidos, que son los que se lo merecen.

@doble_fila