Aparecen en el convenio marco del Plan Andaluz de la Bicicleta como carriles-bici ya construidos. Un convenio que, recordemos, signaron Ayuntamiento de Almería y Junta de Andalucía y al que, por lo tanto, ambos dieron validez. Sin embargo, nadie conocía de su existencia. Son lo que bien podríamos llamar «carriles-bici fantasma»: tres tramos de vía ciclista que no suman ni 500 metros y que, pese a contar con casi todo -un asfaltado diferenciado, más de dos metros de anchura, segregación del peatón y del tráfico motorizado- no están contemplados como tales ni cuentan con señalización, ni horizontal ni vertical.

Carril de la calle Árbol de la Seda

Carril de la calle Árbol de la Seda

¿Dónde están? En La Vega de Acá. En los bulevares de las calles Acebo y Árbol de la seda. Son discontinuos, no conectan mediante marcas viales sobre el asfalto. Y ni siquiera están señalizados como tales. Su funcionalidad es más que discutible en una zona con poca densidad de tráfico motorizado. Y pese a la cercanía, ni siquiera conectan con el gran carril-bici del Recinto Ferial y el Parque del Andarax.

Carril de la Calle Acebo

Carril de la Calle Acebo

Hacerlos pasar de carriles-bici fantasma a carriles-bici normales supondría, apenas, una mano de pintura blanca para las marcas viales. ¿Se animará el Consistorio capitalino a señalizarlos? Y ya de paso, ¿a hacer marcas viales en el carril que bordea el Recinto Ferial? ¿Sería ya demasiado pedir que los conectara entre sí?

En un futuro próximo, el carril de Calle Acebo quedará enlazado, según el Plan Andaluz de la Bicicleta, con el carril que, con origen en el Paseo Marítimo de Almería, recorrerá las calles Quesada, Juan XXIII, Briviesca, Antonio Muñoz Zamora, Regaliz y Belladona, que continúa posteriormente hasta El Puche y el Sector 21 además de conectar con otros carriles de la futura red, como el de Avenida del Mediterráneo o el que cruzará el puente de las vías del ferrocarril hacia las calles Manuel Azaña y Carrera del Perú. Mientras que todo esto ocurre -en principio, los carriles bici proyectados en el Plan Andaluz de la Bicicleta debieran de salir a concurso antes de que acabe el año y convertirían a finales de 2015 a Almería en una avanzadilla de la movilidad ciclista– se podría ir avanzando en las tareas de mantenimiento de los carriles existentes en la actualidad. Al fin y al cabo sería una actuación muy pequeña. Tal y como pueden observar en el mapa: a las líneas rojas, que son los carriles ya construidos, haría falta, exclusivamente, las marcas viales. Y en verde, las conexiones aún por construir, pintar y señalizar.

 

Los carriles fantasma / GoogleMaps y creación propia

Los carriles fantasma / GoogleMaps y creación propia

Es cuestión de aprovechar que el Ayuntamiento aún no ha sacado a concurso su parte del Plan Andaluz de la Bicicleta (la conexión entre La Rambla y el Paseo de Ribera, así como la reforma del carril de la Rambla) y añadir alguna pequeña actuación de mantenimiento en los carriles ya existentes, como la revisión del firme en el del Parque de Nicolás Salmerón. Ya puestos… no es tanto.