Hoy se ha celebrado en Vícar la segunda edición del Decabike, una fiesta que Decathlon organiza en toda España para promocionar el uso de la bicicleta entre sus clientes. La jornada ha contado con la participación de cerca de 1.000 personas, que han hecho un recorrido por el Bulevar de Vícar, en una marcha no competitiva, ya que el objetivo era sencillamente disfrutar de un rato en familia usando la bicicleta.

La jornada ha tenido también otras actividades paralelas como spinning o zumba, pero también un taller de puesta a punto gratuita para nuestras bicis, un circuito de educación vial con karts a pedales (sostenibles, como tiene que ser) o una exhibición de BMX.

El Decabike se ha celebrado en unas 80 localidades de todo el país y ha superado los 100.000 participantes en total, todo un evento masivo para fomentar la bici, no solo como modalidad deportiva, sino como vehículo lúdico y medio de transporte.

La iniciativa nos ha parecido muy interesante, y viendo tanto el sentido de la misma como la cantidad de actividades organizadas por una empresa (aunque con la colaboración del Ayuntamiento de Vícar), nos preguntábamos por qué es tan difícil que desde los organismos públicos se organicen actividades como ésta, que no son nada caras y pueden ser muy efectivas si se acompañan de actividades paralelas como talleres o juegos.