De sobra es sabido entre nuestros lectores lo que nos gusta el binomio cultura y bicicleta. Ya sea a través de diferentes muestras de cortos, del teatro o la literatura, entendemos que la movilidad forma parte de la cultura y por tanto usar esta última para fomentar un modelo de movilidad urbana mas sostenible nos parece una forma excelente y sencilla de hacerlo.

Hace ya algunos meses que teníamos en la agenda a Pedro Bravo, el primer contacto fue la entrevista que le hicimos en mayo, con motivo del lanzamiento de Biciosos, y ya entonces teníamos en mente conseguir la manera de que viniera hasta Almería a presentarlo. Sin duda el momento es idóneo, confluyen diferentes iniciativas en pos del fomento del uso de la bicicleta en Almería que sin duda van a servir para que en (esperemos) poco espacio de tiempo el protagonismo de la bicicleta crezca de manera importante. ¿Son los almerieneses conscientes de este cambio y cómo van a acoger el mismo? En torno a ello transcurre Biciosos.

Y es que la bici está de moda. Sin embargo, ¿por qué? Se inventó hace más de cien años y su mecanismo poco ha cambiado en todo este tiempo (comparemoslo, por ejemplo, con el coche). El sistema es fácil: una correa transmisora que permite que las pedaladas hagan girar unas ruedas y así, de un modo tan absolutamente simple, como el que camina, avanzar a mayor velocidad con menos esfuerzo. Lo que viene a ser una máquina: más con menos. Sin embargo, estos ‘trastos’ que muchos guardan en balcones y habitaciones oscuras parecen volver a la luz en ciudades que hasta ahora, de forma unívoca y casi exclusiva, estaban tomadas por la modernidad que representa el motor, esa otra máquina que hace lo mismo pero a base del caro y poco sostenible combustible fósil. ¿Nos estamos volviendo todos hippies? ¿La gente niega la evolución tecnológica? ¿O, por el contrario, los que estamos equivocados somos los que aún usamos el coche hasta para comprar el pan? ¿La culpa es del precio de la gasolina? ¿Hemos ganado en conciencia ecológica? ¿Son todo mitos por caer o que se están resquebrajando por sí solos? ¿O simple y llanamente es que cada vez más gente descubre el placer de moverse en bicicleta?

Las preguntas pueden pasar por la cabeza de muchos ciudadanos, usuarios de la bici o de otros medios de transporte, también las ‘patitas’. Hasta el punto de que Pedro Bravo (Madrid, 1972) se planteó un libro, ‘Biciosos’, como herramienta de debate. No es una biblia del ciclismo urbano, pero sí una guía para neófitos y una reafirmación para quienes la han descubierto recientemente o para los que jamás se bajaron de ella. Y esas preguntas podrá contestarlas él mismo, este jueves, en Almería.

Doble Fila, Almería, Movilidad Sostenible

Como colectivo, Doble Fila quiere ser útil a la sociedad de la que forma parte. En plena redacción del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en Roquetas de Mar y en Almería capital, y con las obras del Plan Andaluz de la Bicicleta ya en marcha (un plan que pretende dotar a Almería capital de aproximadamente 35 kilómetros de vías ciclistas), no puede haber un mejor momento para que los ciudadanos descubran a Pedro Bravo y su reciente obra, ‘Biciosos’. Bravo estará la tarde jueves en Almería, en donde presentará su trabajo literario. Será a las 19 horas en el salón de actos de la sede del Instituto Andaluz de la Juventud en un acto organizado por Doble Fila en el que también colaboran, además del IAJ, el Hotel Nuevo Torreluz y BusBam (Bus Almería-Madrid).

Bravo es un tipo que hace cosas: agitación cultural, empresa social, periodismo y hasta literatura (La opción B, 2012). Entre unas y otras se mueve en bici porque le parece lo más natural, porque le divierte y porque le hace feliz. Como hacen centenares de almerienses a diario. Su libro trata de por qué vamos en bici todos los que lo hacemos, que somos muchos. Y también de por qué debería ir aún más gente. Porque no solo no pasa nada grave por ir sobre el sillín de un sitio a otro, sino que pasan bastantes cosas agradables.

Te esperamos este jueves 18 a partir de las 19:00 horas en la sede del Instituto Andaluz de la Juventud en Almería (ubicación elegida precisamente por la disponibilidad de aparcabicis en su entorno), en la calle General Tamayo nº 23.

@doble_fila