A veces, hay ciudades donde te encuentras magníficas sorpresas que ni mucho menos esperabas. Es lo que ocurre en Praga, donde los amantes de este mundillo ferroviario podrán disfrutar de una buena cerveza (que mejor que en Chequia para degustar una buena pilsen) a la vez que deleitarse la vista con una original maqueta ferroviaria.

Y es que en esta cervecería ‘ferroviaria’, su dueño demuestra la misma pasión por los trenes. Todo allí  hace referencia a paisajes y ciudades como los que podemos ver a través de la ventanilla del tren. Todo se ha adaptado a las formas del bar, de las mesas, de la barra o de los grifos.

Tanto es así, que incluso los vagones se han adaptado para que, como carga, lleven los propios vasos de cerveza, de modo que hay una terminal en casa mesa donde llega el trenecito cargado de cerveza.

Esta cervecería se encuentra en Praga, muy céntrica en la moderna Plaza de Wenceslao, en Vaclavske, 56.

Ya sabéis…. si vais por allí, aprovechar y daros un saltito. Seguro que merecerá la pena.

Texto de Javier Gómez publicado en viajemosentren.com