Juan Sebastián Fernández Prados. Tiene 46 años y nació en Berja (Almería). Es profesor de Sociología en la Universidad de Almería y tiene 2 hijos. Actualmente ejerce como co-portavoz de EQUO en Almería, es miembro de la Mesa de Coordinación y Candidato nº2 en la lista de EQUO a las elecciones Andaluzas del 25 de marzo.

Aficionado a la música y ciclista para desplazarse al trabajo y por la ciudad.

    En pocas palabras ¿cuál es el concepto de movilidad que defiende tu partido?

El programa electoral de nuestro partido se organiza en tres ejes: Democracia y Derechos, Economía y Sociedad, y Sostenibilidad Ambiental. En es éste último se encuadran básicamente las propuestas en torno a la movilidad donde se propone el modelo que defendemos «EQUO apuesta por la movilidad sostenible por que lucha contra el cambio climático, porque es socialmente justa y económicamente eficiente, y sobre todo porque cuando invertimos un euro en autobuses, tranvías, trenes y bicicletas no lo invertimos en gasolina, generamos empleo aquí y no enviamos nuestro capital a los monopolios de la energía sucia.»

    Cuáles son los principales problemas y las ventajas que posee Almería en materia de movilidad?

La orografía y la situación periférica de la provincia de Almería han supuesto una dificultad que se suma a la clara falta de voluntad política de ofrecer una infraestructura en el tema de movilidad sostenible y transportes públicos de calidad (escasez de servicios en el Poniente, saturación en la línea hacia la universidad, etc.). Por el contrario la climatología, lo municipios relativamente pequeños y en el caso de los costeros su llanura, invitan a disfrutar del entorno andando o por otros medios. En cualquier caso la clara falta de voluntad y apuesta política es la mayor dificultad para Almería, una muestra ha sido a lo largo del siglo XX la pérdida de oferta en él ámbito ferroviario, o en el caso de los municipios como el de la capital la falta de una red o un viario interconectado en carriles bici.

 ¿Cómo deben ser las zonas de nuevo desarrollo urbanístico en materia de movilidad? ¿Qué medidas incluiría tu partido en el desarrollo de las nuevas zonas urbanas para mejorar la movilidad en las mismas?

En nuestro programa de Equo para Andalucía aparecen un total de 15 propuestas sobre movilidad sostenible de las cuales podría resaltar varias que tienen que ver con la movilidad en el ámbito urbano o metropolitano en la línea de legislar, invertir y planificar para reducir el transporte individual motorizado y para promover el público y ecológico como la bicicleta. Concretamente tres de las propuestas sobre movilidad dicen literalmente: Impulsar una Ley de Fomento de la Movilidad Sostenible y Accesibilidad que establezca la planificación de la movilidad a nivel metropolitano, urbano y de empresa, para reducir el transporte individual motorizado e intentar alcanzar el 80% hasta el 2035. Promover la inversión pública para la ejecución de redes de transporte público de cercanías en las áreas metropolitanas y moratoria en la dotación económica para la construcción de circunvalaciones para vehículos a motor. Dichas redes deben cumplir con los criterios de accesibilidad. Impulsar el Plan de bicicletas de Andalucía, en el cual se establezcan las condiciones de intermodalidad en el sistema de transporte público,  promoviendo la extensión de los carriles y vías de ciclistas tanto urbanos como interurbanos por todo el territorio andaluz, al igual que la construcción de aparcamientos de bicicletas.

    ¿Crees necesario un proyecto de Cercanías en el Andarax y el Poniente? ¿Lo considera tu partido una inversión prioritaria?

En la línea que va de Almería y el Andarax hasta el Poniente, de aproximadamente 50 kilómetros nos encontramos prácticamente con más de las dos terceras partes de toda la población de la provincia de Almería, cerca de medio millón de personas con una intensidad de tráfico considerable. Este volumen humano y de desplazamientos justifica un proyecto de Cercanías, además y como decía antes, cada euro que se invierta en transporte público ahorra un gasto en energía sucia, y en este sentido no solo está justificada sino que también es prioritaria. Pero como toda gran inversión en infraestructura requiere de una buena planificación territorial y una correcta gestión global e integrada dentro de lo que en nuestro programa hemos llamado Plan de Transición del transporte por carretera al transporte de pasajeros y mercancías interurbano por ferrocarril.

    ¿Crees que será usado masivamente por los ciudadanos, logrando sustituir al vehículo privado? ¿o los almerienses no tenemos remedio y estamos enamorados de nuestros coches?

Cambiar una tendencia es lento, pero está claro que por opción o por obligación los hábitos irán en la línea del transporte público, porque los precios de los carburantes no pararán de crecer. Lo primero será ofrecer una alternativa con un tren de cercanías de calidad, con la frecuencia, proximidad y comodidad suficientes para hacerlo atractivos. Lo segundo estimular el uso del ferrocarril mediante precios competitivos, incentivos de todo tipo y una educación desde los más pequeños que favorezcan el uso del transporte colectivo. Finalmente, también habrá que disuadir a los usuarios del automóvil con unos impuestos acordes con el gasto que significa mantener una infraesctructura exclusiva y unas molestias, ruido y contaminación, por el uso de medio de transporte, individual, privado y motorizado. No creo que los almerienses seamos diferentes a holandeses o alemanes que optan y optaron por otro modelo de movilidad hace tiempo, nuestro problema ha sido una planificación política e incentivo permanente hacía el uso del coche, plagando de autovías y publicitando el automóvil como única alternativa.

    Consideras que nuestras ciudades están preparadas para facilitar la movilidad a pie. ¿Qué barreras y qué facilidades encuentras en este tema?

Vivo en el barrio de los Molinos y llevo todos los días andando a mi hijo al colegio y sufro cada mañana unas aceras estrechas e incómodas, además de que no podemos dejarlo ir solo con 9 años por el riesgo que supone o al menos percibimos los padres en una ciudad pensada para el coche. Se ha hecho una planificación desde hace años por un protagonismo del coche en nuestra ciudad en todos los sentidos no solo por el espacio que ocupa la calzada frente a las aceras, en las intersecciones y cruces con amplias rotondas y comodidades para el auto, en los aparcamientos en superficie y subterráneos infrautilizados frente a espacios de esparcimientos para peatones escasos, etc. Si viéramos nuestra ciudad desde los ojos de un niño…

    Todos los estudios indican que una de las razones que impiden un despegue mayor del uso de la bici como medio de transporte son los numerosos robos que se producen. ¿Qué medidas defiende tu partido para mejorar esa seguridad?

Personalmente he sufrido el robo de tres bicicletas y media (una rueda), dos en la universidad y otra en mi casa. Siempre hay que empezar por tener personalmente las mayores precauciones posibles, buenos candados, etc. Pero a pesar de tomar esas medidas, en Equo proponemos un Plan de bicicletas de Andalucía que cuando tengamos la opción de desarrollarlo incorporaremos los medios necesarios para garantizar la seguridad oportuna, posiblemente un buen ejemplo y modelo a seguir sea el Plan de la bicicleta de Sevilla, un documento con más de cien páginas. Una oferta de alquiler público de bicicletas ayudaría a no temer “el robo”, unos lugares donde guardar o vigilar las bicicletas también sería otro medio, etc.. y poner videocámaras en los aparcabicis podría ser determinante.

    ¿Qué papel deben jugar el coche privado en la movilidad? ¿Crees necesarias medidas para reducir su uso? ¿Cuáles?

Pienso que excesivo por su protagonismo como decía antes, perjudicial no solo ambientalmente sino también para la economía y para la salud de las personas, innecesario y fácilmente sustituible con las políticas y medidas oportunas. En nuestro programa proponemos varias medidas para reducir su uso sin olvidar que planteamos previamente una serie de alternativas en la línea del transporte público, colectivo y sostenible. Concretamente hablamos de establecer una tasa de circulación  de vehículos privados en los centros metropolitanos. Los recursos económicos generados se destinarán a la mejora de los servicios de transporte público y al abaratamiento de los mismos.  También entendemos que establecer  una  tasa  por  vehículo  propio según tamaño y tipo de combustible del mismo e impulsar el cumplimiento de la normativa de circulación y tráfico, estudiando una reducción de la velocidad máxima, junto a promover la conducción ecológica en los centros de educación vial, ayudaría a una movilidad sostenible.

    ¿Consideras que la Zona Azul u ORA es una medida que ayuda a la mejora de la movilidad de las ciudades? ¿Por qué? ¿Crees que podría haber alguna otra alternativa?

El aumento de la oferta de aparcamientos invita al uso del coche además del espacio que ocupan… Hay que rediseñar la ciudad pensando desde el peatón,  la bicicleta y el transporte colectivo. Hay que darle la vuelta en el diseño de las ciudades y Almería aún desconoce lo que es un Plan de Movilidad concreto. Las respuestas a los problemas de movilidad hasta ahora han sido mayormente ofrecer más aparcamientos y más viarios para los coches. Soñemos por un momento en una ciudad sin coches…