Juan Pablo Yakubiuk es nuestra firma invitada por Izquierda Unida. Es concejal del Ayuntamiento de Roquetas de Mar y portavoz del Grupo Provincial de IU en la Diputación de Almería. De profesión arquitecto, Yakubiuk asegura usar la bici a diario «como medio: no como un fin».

En pocas palabras ¿cuál es el concepto de movilidad que defiende tu partido?

Una movilidad que prioriza los medios colectivos, públicos y de baja huella de carbono e impacto ambiental. El ferrocarril como medio vertebrador del territorio, autobuses allí donde no pueda llegar el primero, la bici para unir barrios, la cultura peatonal para recuperar la ciudad.

¿Cuáles son los principales problemas y las ventajas que posee Almería en materia de movilidad?

Problemas: la topografía. Grandes llanos aislados por cadenas montañosas hacen muy difícil, en lo referido a las inversiones, dotar de una red de ferrocarril de cercanías, que es como he dicho antes, la columna vertebral de un buen sistema de transporte público.

Ventajas: además de las internas de esos grandes “llanos”, la bahía de Almería, que con un servicio de ferrys podría ganar un medio de transporte público alternativo que tendría un plus turístico nada desdeñable. Nueva York, Sidney y Cádiz lo tienen.

¿Cómo deben ser las zonas de nuevo desarrollo urbanístico en materia de movilidad? ¿Qué medidas incluiría tu partido en el desarrollo de las nuevas zonas urbanas para mejorar la movilidad en las mismas?

Respecto a lo primero: densas. Soy un defensor de la ciudad compacta que potencia la movilidad a pie. Densidad no solo habitacional, sino sobre todo de equipamientos y servicios. Que tu oferta cultural, de ocio, de deporte, de espacios verdes esté al alcance de una caminata.

Respecto de lo segundo: es demasiado amplio. En lo referido a la ordenación estructural ya debería ser de obligada inclusión las vías de tráfico segregado y exclusivo (hasta ahora solo hemos conocido el ferrocarril). Ahora toca ampliarlas a los carriles bus y VAO, además de las autopistas para bicicletas y peatones. En lo referido a la ordenación pormenorizada: estrategias de vinculación peatonal, protección de éste y cuidado de la atmósfera urbana para potenciar el traslado a pie y/o en bicicleta. Soportales y galerías vegetales (los árboles en las calles de toda la vida) son los principales aliados, junto con la pacificación del tráfico a motor con un limite de 30 km/ en zonas urbanas.

¿Crees necesario un proyecto de Cercanías en el Andarax y el Poniente? ¿Lo considera tu partido una inversión prioritaria?

Por supuesto: lo he mencionado antes. Es la mejor inversión que podría haberse hecho en la época del dinero fácil. Lamentablemente se ha malgastado en edificaciones suntuosas que tienen un retorno a la economía local mínimo, no así algo como un ferrocarril de cercanías que revolucionaria para bien todo el territorio. Son propuestas que Izquierda Unida Almería lleva hace décadas. Lo hemos elevado a Pleno recientemente en el caso del Bajo Andarax.

¿Crees que será usado masivamente por los ciudadanos, logrando sustituir al vehículo privado? ¿o los almerienses no tenemos remedio y estamos enamorados de nuestros coches?

Una buena oferta crea demanda: está demostrado en el transporte público. O como me dijo una vecina en una charla sobre movilidad en Aguadulce: “Dame un servicio de autobús fiable y podré dejar el coche”. Hay que apostar por esto y ser valientes. Lo fácil es construir teatros auditorios. El enamoramiento hacia los vehículos es resultado de un abandono de las inversiones en infraestructuras de transporte. Muchos cargos públicos de Almería podrían hacer suya esa máxima de Homer Simpson que dice que “el transporte público solo lo usan los comunistas y las lesbianas”.

¿Consideras que nuestras ciudades están preparadas para facilitar la movilidad a pie? ¿Qué barreras y qué facilidades encuentras en este tema?

Uno: En el caso del clima de Almería: la falta absoluta, y el ensañamiento, con la arboleda urbana. Esta actuaría como pantalla ante la fuerte radiación solar y el viento, pero parece que todos los alcaldes tienen algo personal con los árboles.

Dos: la dispersión urbana de las nuevas urbanizaciones. La baja ocupación del suelo es la muerte de los desplazamientos a pie. Sumado a que el cuidado en garantizar la instalación y apertura de equipamientos de todo tipo ha sido nula da como resultado barriadas muertas que obligan a coger el coche para cualquier recado.

Tres: la ciudad existente, los núcleos históricos, que de a poco comienzan a eliminar barreras y recuperar el espacio público para el peatón. Pero con muchos pasos en falsos y una querencia desmesurada por las arquitecturas duras y el granito. Recuperar los espacios y hacerlos accesibles es mucho más que poner losetas y bolardos.

Todos los estudios indican que una de las razones que impiden un despegue mayor del uso de la bici como medio de transporte son los numerosos robos que se producen. ¿Qué medidas defiende tu partido para mejorar esa seguridad?

Siento discrepar un poco con ello, quizás porque aún no tenemos una cultura de seguridad de la bici asumida (si: hay que gastarse un tercio del precio de tu bici en un buen par de candados) y también porque pensamos que la bici diaria tiene que ser un modelo de altas prestaciones. Defiendo, para el uso urbano, los modelos discretos y robustos. En todo caso la ausencia de aparcabicis adecuados y en números suficientes, y ubicados en zonas de buena visibilidad, favorecen esa sensación.

No nos cansaremos de solicitar la instalación de aparcabicis tipo “U invertida”, así como aumentar su número pese a que es un tema que levanta las risas de algunos concejales del Poniente. Un registro de bicicletas municipal también podría ser una buena iniciativa en este sentido.

¿Qué papel deben jugar el coche privado en la movilidad? ¿Crees necesarias medidas para reducir su uso? ¿Cuáles?

El coche privado es el comodín cuando todo lo demás falla: no se le puede demonizar porque sí. Cumple su función allí donde las políticas de movilidad no existen o son de cara a la galería. Hay a su vez una amplia gama de matices hasta llegar al medio de transporte público colectivo, como son todas las modalidades de coche compartido, de servicios de taxis y de vehículos de alquiler. Está claro que el ferrocarril no podrá llegar a algunos pueblos (ni puede ser deseable por el impacto ambiental) y que las frecuencias de autobús no cubran demandas muy puntuales. Ahí la organización de comunidades y servicios de vehículos compartidos y en alquiler tiene aun mucho que decir.

¿Consideras que la Zona Azul u ORA es una medida que ayuda a la mejora de la movilidad de las ciudades? ¿Por qué? ¿Crees que podría haber alguna otra alternativa?

Puestos a expulsar a los vehículos del centro de la ciudad entiendo que se debe actuar con mayor valentía: planes de peatonalización y circulación restringida. Otras medidas pueden pecar de cierto afán recaudatorio y asumen lo peor de las dos situaciones. Es mejor que los vecinos sepan que los coches ya se quedan fuera, siempre claro está, que se ofrezcan otros medios de transporte. Os recomiendo ver los ejemplos que da Jaime Lerner en ese sentido:

“Era un fin de semana y, contrario al plan urbano, el gobierno brasileño había programado el ensanche de una vía céntrica para convertirla en autopista, para aquel lunes. Entonces, Lerner aprovechó ese fin de semana para peatonalizar la calle en 800 metros, la Rua XV de Novembro: se trataron los pisos, se plantaron árboles, se instaló mobiliario urbano y maceteros, todo en una jornada sin descanso de 48 horas. Cuando la gente volvió luego del festivo se dio con la sorpresa y aplaudió la medida, y el proyecto de la autopista tuvo que ser cancelado. En menos de un mes comerciantes de otras calles pedían la peatonalización de las mismas.”

http://moleskinearquitectonico.blogspot.com/2008/01/lecciones-de-curitiba.html