Estos días observamos lo que se dice sobre la pasarela que une Plaza Pavía a través de la C/Ancla pasando por encima de la Avenida del Mar y la polémica sigue su curso, los barrios se dividen socialmente y el proyecto se para. Ya se dice eso de divide y vencerás, pero ahora mismo, la pelota está en el tejado del Ayuntamiento de Almería y sobre todo, de su planificación de la ciudad usando la participación ciudadana a marchas forzadas con reuniones improvisadas. Eso de aprobar en un pleno algo no consensuado antes en las calles almerienses con las asociaciones vecinales, trae estos síntomas de incertidumbre y ganas de guerrilla, que ahora encabritan a los comerciantes de la Plaza Pavía, en contra de los vecinos de Pescadería.

El tema es sencillo, el Ayuntamiento desea eliminar la pasarela peatonal que une dos barrios a distinto nivel. Una parte de los ciudadanos ven con buenos ojos este derribo (entendemos porque les estorba visualmente y porque los mismos peatones ensucian los solares adyacentes con basura), otros, los que por ejemplo luchan bajo el hashtag #SalvemosElPuente y llevan un millar de firmas a favor no quieren oír, y menos aún ver, como se elimina una infraestructura peatonal que tantos años lleva dando servicio. En el PERI de la Chanca viene contemplado derribarlo ¿Se hace accesible en el proyecto de ahora?

Por nuestra parte, no podemos entrar en favorecer una vertiente u otra, ninguno de nosotros ha crecido junto a esa obra, ni tan siquiera somos ingenieros, ni delineantes, ni aparejadores ni jugamos a serlo y lo único que sabemos de la misma es el uso puntual que como peatones o ciclistas hemos hecho, además claro de lo que estos días se viene leyendo en prensa. Pero como dice el Gran Wyoming “Ya conocen las noticias. Ahora, les contaremos la verdad

Aparte de la necesidad imperante de realizar algunos cambios en diferentes infraestructuras almerienses y cubriendo religiosamente los plazos de exposición, información y debate a los ciudadanos que le atañen las modificaciones propuestas, nosotros queremos dejar caer dos ideas, y ambas son compatibles con la zona verde que desde el Ayuntamiento plantean. Así que … ¿Se han planteado desde el Consistorio el empleo de escaleras mecánicas a la intemperie? U otra. ¿Se puede colocar un ascensor vertical u oblicuo en ese área? Lo segundo necesita estudiar el desnivel, y el área disponible y además, es costoso porque adelantamos que suele rondar el millón y medio de euros de media. Si se opta por lo fácil y barato e incluso por lo rápido, raro es que no se haya tenido en cuenta el uso de escaleras mecánicas a pie de la C/Ancla que tendría 1/3 del coste antes citado, si bien, se necesitaría un buen trabajo de colaboración entre la administración y los ciudadanos, con los mediadores sociales a pleno rendimiento para que cuando llegase el momento de instalarla, esta se respetase.

Casos de estas escaleras mecánicas (hermanas de las de los centros comerciales) las tenemos en muchas ciudades, desde la costosa de Toledo, hasta otra en Gran Canaria, pasando por las de Vigo , Barakaldo o Portugalete (Vizcaya). Todas están adaptadas a la intemperie, realizan su función sobradamente y son fáciles de mantener, aunque estaría por ver si los ciudadanos cogerían la responsabilidad de respetarlas. Hablando de apuesta en este tipo de movilidad urbana y de actualidad a la vez, podemos citar a Vigo, dónde por ejemplo, para salvar un desnivel de 20 metros (algo mayor que el que tenemos en Almería para el caso que nos entretiene) la infraestructura tiene un coste de 630.000 € y prevén ocho corredores urbanos para poner escaleras mecánicas o ascensores, que es nuestra siguiente propuesta.

En el Recaredo de Toledo

En el Recaredo de Toledo

Instalación de escaleras mecánicas en Vigo

Instalación de escaleras mecánicas en Vigo

Escaleras mecánicas en Barakaldo / Foto de @juanjoamate

Escaleras mecánicas en Barakaldo / Foto de @juanjoamate

`iWalk´de Portugalete

`iWalk´de Portugalete

Otra solución a la posible eliminación de la pasarela, recae en los ascensores oblicuos o inclinados, y en España tenemos un buen inventario de ejemplos. Os citamos los más conocidos que dan servicio con cargas de hasta la veintena de personas y que sirven para salvar desniveles pronunciados y unir barrios, como nuestro caso.

En Barcelona son muchas las adjudicaciones aprobadas que han aceptado este tipo de infraestructura para dar solución a los problemas de desnivel. El más conocido es el de Ciutat Meridiana creado en 2007 (el primero de Barcelona) y otros tantos son el de Queralt (cerca de Berga), Puigcerdà (Girona), Cala Giverola (Tossa de Mar, Girona), Malgrat de Mar, Barrio del Carmel y Guinardó, sin dejar de lado el uso que se hace por ejemplo en el Metro de Barcelona donde hay otros dos ascensores inclinados, de corto trayecto, en la parada de Sants Estació, que comunican los pasillos entre las líneas 3 y 5 (L3 y L5).

En otras poblaciones como San Juan de Aznalfarache en Sevilla, Santurce (donde se combina junto a un vertical y escaleras mecánicas), Teruel, Santander, Bilbao con varios o Pamplona con otros cuantos, hacen uso de este tipo de movilidad peatonal y ante su eficiencia, dan sobradamente con la función encomendada como medio de transporte peatonal.

De todas formas, no hace falta irse a otras provincias para buscar ejemplos porque desde abril, ya tenemos en funcionamiento el ascensor urbano de Mojácar.

ciutatmeridiana

Ascensor oblicuo o inclinado en Ciutat Meridiana (Barcelona)

d_04-2

Ascensor vertical en Echavacoiz Norte – Pamplona

Este tipo de ascensores son de sobra conocidos, si bien, uno vertical y panorámico también podría ser una propuesta viable, pero para DF y dado el caso que mencionamos, pensamos que se debería potenciar precisamente la imagen de un barrio cuidado antes de acometer semejante intervención, y para ello, tanto los peatones se deberían aplicar el cuento respecto a la conciencia en la limpieza de las vías y solares, y por supuesto, el Ayuntamiento debería enfrascarse en esa labor de limpieza de manera exhaustiva, porque actualmente el área de Pescadería que estamos nombrando es una muestra clara de dejadez periférica, y visualmente sería contradictorio verlo en toda su extensión con una fachada del olvido territorial, esa a la que nos acostumbran con algunas imágenes pintorescas ante el pasotismo municipal.

@caraminarro