En la provincia de Almería hay seis ciudades de 24 a 200 mil habitantes, con 450.00 personas en total, que están alineadas de noreste a suroeste, Níjar, Almería, Vícar, Roquetas, El Ejido y Adra. Además existe una línea ferroviaria en uso y otra en construcción. La primera, sur-norte, conecta Almería con Huércal, Pechina, Gádor y Gérgal y la segunda, nueva línea en construcción, relacionará Almería con Vera sin estaciones intermedias.

Hace unos días, el diario “La Vanguardia” señalaba que el área metropolitana de Barcelona gana en viajes efectuados en tren, metro y tranvía mientras que baja el uso del automóvil, indicando como causas el aumento del precio de la energía, la reducción de número de automóviles y el menor número de desplazamientos entre vivienda y trabajo debido a la crisis.

En este contexto, y para asegurar el buen funcionamiento del sistema urbano de Almería y del sistema de ciudades de la provincia, debe estudiarse seriamente la implantación del tranvía entre Almería y el Poniente, además de analizar la propuesta existente de establecer un servicio de trenes de cercanías entre Almería y Gérgal, y abrir estaciones intermedias entre Almería y Vera.

Desde Alicante a Benidorm hay una línea tranviaria, que recorre una distancia semejante a la existente entre Almería y Adra, y en 2011 este tranvía metropolitano de Alicante ha transportado 5 millones de personas. La línea conecta Alicante con El Campello, Vilajoyosa y Benidorm, cuatro municipios que reúnen 460.000 habitantes. Esta línea podrá formar parte en el futuro de la línea que conecte Valencia con Alicante por Gandía y Denia, al igual que la línea Almería-Adra podrá incluirse en la futura línea Murcia-Vera-Almería-Motril-Málaga, y ambas en el corredor mediterráneo.

Artículo cedido por Jose Luis Ordoñez

Portavoz de la Coordinadora Estatal en Defensa del Ferrocarril