No vamos a rescatar la polémica, interesada desde nuestro punto de vista, en torno a las inversiones en materia de infraestructuras ciclistas previstas para la ciudad y la provincia de Almería, conocéis nuestra postura, no sólo las consideramos necesarias y más que adecuadas, sino que si se aplicaran valoraciones de retorno en forma de valor social aportado por dichas actuaciones, a buen seguro las que salían peor paradas eran otras actuaciones que sin embargo, casi nadie parece cuestionarse.

Pero precisamente de eso queremos hablar, de números, y es que con el avance que se ha dado a las actuaciones recogidas en el Plan Andaluz de la Bicicleta, que apuntan a que terminaremos 2014 con las obras ya en marcha, siendo la provincia más adelantada de Andalucía en este sentido, hemos encontrado algunos números relativos a desplazamientos que emisiones de CO2 que nos gustaría comentar con nuestros lectores, sobre todo para valorar si se trata de escenarios asequibles o los veis como algo difícil de lograr. Y es que con frecuencia las grandes cifras pasan desapercibidas y es cuando se ponen en perspectiva y se llevan a comparaciones mucho más cercanas cuando toman sentido.

Desplazamientos en bicicleta por Almería

Tomando literalmente lo recogido en la información difundida: “… se estima que al día, con esta iniciativa puesta en marcha, pueda haber 24.900 desplazamientos de ciclistas de los cuales 7.400 serán restados al coche y con los que en total se estarán ahorrando cerca de 2.360 toneladas de CO2 al año, unos datos importantes y muy positivos que hacen que la ciudad sea cada vez más sostenible …”

Es difícil tener una referencia concreta de cuantos desplazamientos se hacen diariamente en bicicleta por Almería, de hecho, según a quien preguntes, la percepción puede ser que hay muy pocos o más ciclistas que de costumbre, sin embargo lo que aquí se apunta es que se va a lograr que haya en torno a 2.000 almerienses que dejen el coche aparcado en casa y hagan sus desplazamientos diarios (tomando una media entre 3 y 4 al día) en bicicleta. Sería aproximadamente el 1% de la población de la ciudad, vamos, que no supondrá vaciar Almería de coches, es más, si pensamos en la Universidad de Almería (recordamos: tiene el dudoso honor de ser la Universidad de España con más superficie y plazas de aparcamiento para coches) con apenas un 10% de su comunidad (profesorado, personal laboral y estudiantes) se alcanzaría dicho objetivo.

Ahora si que parece mucho más asumible, hasta podríamos decir que puede haberse quedado corto. ¡¡Ojalá!!

¿Qué tipo de desplazamientos evitará el uso de la bicicleta por Almería?

Una segunda cifra que nos llama la atención es la reducción de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera, aquí entra ya en juego la longitud de los desplazamientos realizados y el tipo de vehículo, pero, si tomamos como referencia un vehículo medio, encontramos que la distancia media de cada uno de esos desplazamientos que se evitarán será de 6 km.

En primer lugar, una distancia real y que además entra dentro de los márgenes en los que la bicicleta es un vehículo óptimo, además, curiosamente es la distancia aproximada que separa el centro de la ciudad de la Universidad, por lo que nuevamente queda claro el papel crucial de esta a la hora de configurar la apuesta por la bicicleta en la ciudad de Almería, nada raro si pensamos en el perfil de usuario de la bicicleta que es más común en las ciudades europeas. Aparcabicis espacio público en Austria

En cuanto a lo que puede suponer dentro de las emisiones totales de CO2 para la ciudad y la provincia de Almería, quitémonos la idea de la cabeza de que con esta actuación vamos a cumplir con las exigencias de la Unión Europea, es más, os invitamos a repasar los datos que ya presentamos hace algunos meses sobre la Huella de Carbono asociada al transporte en Almería, o más recientemente, el detallado análisis realizado en TE HAGO ECO sobre la Huella de Carbono asociada al modelo de Movilidad en la provincia de Almería.

Por tanto, no podemos decir que los datos aportados en el Plan Andaluz de la Bicicleta en cuanto a los resultados sean ni mucho menos un canto de sirena, sino que son realistas y está en nuestra mano, como ciudadanos, que se alcancen, ahora bien, si parece claro que es imprescindible la implicación de una institución como la Universidad de Almería (el mayor centro de trabajo de la provincia en palabras de algún rector) y de su comunidad, a la que sin embargo hasta ahora no se le ha visto muy participativa ni interesada en estos temas, muy a pesar de que desde los colectivos participantes ha sido una reivindicación constante que la red de carriles bici que conecta con la universidad tuviera una conexión segura con el centro de la ciudad.

Pero esto nos lleva del optimismo a una duda ¿está preparada la Universidad de Almería para recibir 2000 ciclistas diariamente, o siquiera la mitad? No de una tacada, claro está, pero si que es cierto que infraestructuras que serían necesarias, tan básicas como unos aparcabicis adecuados y en número suficiente, brillan por su ausencia a día de hoy … aunque de esto, hablaremos en una próxima entrada.

@juanjoamate