Es una constante en Doble Fila abordar las cuestiones de movilidad desde muy diferentes ópticas y aproximaciones, al fin y al cabo no nos cansaremos de repetir que no se trata de una cuestión administrativa o política, sino que sus raíces son sociales y culturales y por tanto hay que abordar estas cuestiones desde esta óptica.

Hace unas semanas hablábamos del proyecto de Ley de Movilidad Sostenible en Andalucía y destacábamos que en el texto al que habíamos tenido acceso ya se hablase de la triple alianza peatón – bici – transporte público como clave para la movilidad en las ciudades. Sin embargo con frecuencia abordamos la cuestión del papel de la bici y del transporte público, no hay nada más que ver las más de 100 entradas de Doble Fila para comprobarlo, pero muy pocas nos fijamos en la figura del peatón.

 Y es que si ya es un logro que en los Planes de Movilidad se incluyan medidas específicas para el fomento de la bicicleta, y eso pese al trabajo de diferentes colectivos, y lo afianzadas que están iniciativas como la Bicifestación que se celebró el pasado sábado, aún más extraño es encontrar la más mínima referencia al peatón y su papel en la ciudad. Por tanto, si queremos generar ese cambio cultural en pos de un modelo de movilidad más sostenible, es necesario que ese tercer actor, el peatón, adquiera el protagonismo que tiene dentro de ese modelo de ciudad. Y ese sí que es un gran cambio a abordar, en el que habrá que ir dando pequeños pasos, como los que suponen ideas como esta Iniciativa de carnet de peatón que demandan desde Roquetas de Mar.

Es necesario integrar la visión del peatón en la planificación de la movilidad, pero sin por ello perder la perspectiva en los pequeños detalles. Los que seguís la labor de Doble Fila en las redes sociales conoceréis la historia de nuestra reivindicación del paso de peatones en la Carretera de Ronda, a la altura de la Carretera de Níjar, un ejemplo entre más que puede haber en la ciudad de Almería pero que revela como los pequeños detalles son los que con frecuencia sirven de obstáculo. Y es que no sólo se trata de peatonalizaciones de calles, algo que por otro lado ya sí es bien acogido por el pequeño comercio pues las experiencias llevadas a cabo en diferentes municipios, tanto en Almería como en otras ciudades, demuestran que un agradable paseo invita a fijarse más en los escaparates y con ello hay más posibilidad de venta. Estas peatonalizaciones son necesarias, pero integradas dentro de una visión más amplia de la movilidad, pensadas no solo desde la óptica comercial sino también desde la de creación de rutas o corredores peatonales que comuniquen diferentes lugares la ciudad, vertebrándola y dando cohesión y conexión a esta trama de calles peatonales, no vale repetir el error de los carriles bici en la ciudad de Almería, planificados cada uno por un lado y pensados para llevar de ningún sitio a ninguna parte.

Y no parece que pueda ser complicado, aunque sí que será largo y exigirá compromiso, un compromiso que parece, sobre el papel, que existe, no en vano se acordó por unanimidad del Pleno del Ayuntamiento de Almería impulsar los itinerarios escolares seguros, una medida que sin duda deberá ir acompañada de medidas de fomento de la movilidad a pie.

Desde Doble Fila pedimos que se empiecen a dar pasos en ese sentido, acciones hay muchas, algunas vinculadas al nuevo Plan General de Ordenación Urbana y la elaboración o no de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible anexo al mismo, el diseño de un plan específico para fomentar la movilidad sostenible en el acceso a centros escolares e incluso otras mucho más sencillas y rápidas pero que suponen empezar a moverse, como es sumarse a la Red de Ciudades que caminan evidenciando así el compromiso con diseñar y crear una ciudad amable para el peatón. Y no sólo el Ayuntamiento de Almería, todos los ayuntamientos de la provincia pueden (y deberían) sumarse a este compromiso y desde aquí les lanzamos la idea y nos prestamos a ayudar en aquello que podamos. Otros como Córdoba  ya lo han hecho uniéndose a ciudades como León o Alcalá de Henares.

Antes de final de año prácticamente todos los ayuntamientos celebrarán uno o más plenos, por lo que hay tiempo más que suficiente para que esta iniciativa sea convenientemente estudiada y preparada, debatida entre los diferentes grupos políticos e incluso consesuada, en definitiva, tiempo para que durante 2013 hagamos de los pueblos y ciudades de la provincia de  Almería lugares amables para el peatón. Lanzamos el reto.

@juanjoamate