En Doble Fila hemos publicado durante los últimos días un cuestionario sobre movilidad respondido por los seis principales partidos políticos de nuestra provincia. Ha sido toda una oportunidad para conocer de primera mano unos asuntos que a nosotros nos preocupan mucho y que los medios de comunicación convencionales suelen pasar por alto.

Ahora nos toca a nosotros. Ahora somos los integrantes de Doble Fila los que os hacemos nuestra propia valoración de las respuestas recopiladas y un resumen de lo comentado por cada uno. Si en los cuestionarios separados nuestra obsesión fue tratar a todos por igual, este artículo es nuestra opinión personal sobre lo leído y como tal debéis tomarlo.

En pocas palabras ¿cuál es el concepto de movilidad que defiende tu partido?

Demasiado ambiguas nos han parecido la mayoría de las opiniones de los políticos en esta pregunta, evidentemente es una cuestión muy general y aunque en la teoría, todos más o menos la conocen, habría que analizar si realmente creen en ella y son capaces de llevarla a la práctica. Aún así hay diferencias importantes y cada uno pone el énfasis en su prioridad, consciente o inconscientemente.

En el caso del Partido Popular su definición es impecable, cabría preguntarse por qué no apuestan más por la movilidad en la realidad, si la teoría la llevan tan bien. En algunos municipios donde gobiernan no se ve esa apuesta, en Almería por ejemplo, de todos es conocido que aún esperamos un Plan Director de Movilidad Urbana que fue aprobado en 2008 por unanimidad.

El PSOE pone el foco en el asunto urbanístico, lo cual evidentemente es importante, pero llama la atención que no hablen de movilidad y desplazamientos en una pregunta en la que se pide su concepto particular de “movilidad”.

Nos ha parecido curiosa la intervención de UPyD, que habla de facilitar la movilidad sin limitaciones independientemente del medio que se use, entendemos que debe priorizarse unos sobre otros, sobre todo el transporte público y el sostenible como la bici, sobre el particular motorizado. No todos los medios son iguales.

Izquierda Unida sí parece tener claros los conceptos de movilidad o al menos, sus ideas sí se acercan a lo que nosotros entendemos como tal, tanto por su apuesta por el transporte público, su decisiva defensa del ferrocarril y el uso de la bici.

Quizá demasiado técnica y poco concreta para nuestro gusto es la definición de EQUO, aunque si nos gusta su encendida lucha contra el cambio climático y la apuesta por la sostenibilidad. Es llamativo ese enfoque económico de la movilidad sostenible, que muchos solemos pasar por alto y que también es importante.

La definición del PA parece sacada de un libro de consulta, nos gustaría saber más de ese “cambio cualitativo” que defienden.

¿Cuáles son los principales problemas y las ventajas que posee Almería en materia de movilidad?

En este punto creemos que la mayoría han hecho un análisis bastante acertado de los problemas que tiene Almería y de las ventajas. Algunos son demasiado capitalinos y olvidan el resto de la provincia, pero en general las respuestas van bien encaminadas, cabría volver a preguntarse si nuestra clase política lo tiene tan claro, ¿qué han hecho todos, gobernantes y opositores, durante estos años?

El Partido Popular habla de la diseminación de los núcleos y la orografía como principales inconvenientes y apela a un cambio de mentalidad, ninguna pega a ese análisis. Estamos de acuerdo con las ventajas también, pero no compartimos que digan que el transporte en autobús es “razonablemente aceptable”.

El Partido Socialista destaca la falta de cooperación y de impulso de las administraciones públicas en los asuntos de movilidad y la cercanía entre las distintas poblaciones como una oportunidad para impulsar un mejor transporte. Ninguna pega, pero no vemos ninguna propuesta concreta.

De IU nos siguen gustando sus quejas sobre la falta de ferrocarril y nos ha llamado mucho la atención la idea de los ferrys en la bahía. Habría que analizar si realmente es sostenible y más respetuoso con el medio ambiente que otro tipo de transporte público.

UPyD critica que culturalmente todo se centre en el vehículo particular, pero curiosamente sus quejas sobre movilidad se centran exclusivamente en los ejes de tráfico. Nada que objetar a las ventajas, que compartimos totalmente.

Nos ha gustado mucho el análisis de EQUO en este punto. Las desventajas de Almería son similares a las que mencionan los demás, pero este partido destaca también la situación periférica de la provincia y la falta de voluntad política, mencionando la pérdida de oferta ferroviaria. Ninguna objeción en este punto.

El Partido Andalucista también hace un buen análisis de los problemas. Nos ha llamado la atención el tema de la concienciación ciudadana, pues efectivamente si los políticos suspenden en movilidad, tampoco es que el conjunto de la sociedad almeriense esté muy implicado. No terminamos de entender que sea una ventaja la localización actual de los mayores centros de interés.

¿Cómo deben ser las zonas de nuevo desarrollo urbanístico en materia de movilidad?

¿Qué medidas incluiría tu partido en el desarrollo de las nuevas zonas urbanas para mejorar la movilidad en las mismas?

En este punto la mayoría apuesta por el concepto habitual de movilidad, y por tanto, en zonas de nuevos desarrollos todos o casi todos defienden cosas como los carriles bici, pero nos hubiera gustado algo más en muchos casos.

El Partido Popular habla de acompañar al PGOU un Plan de Movilidad, esperemos que se lleve a la práctica y no ocurra lo que ha pasado en Roquetas, donde también gobiernan y tienen un magnífico plan elaborado desde 2007 que no han sacado del cajón. En su apuesta por las nuevas zonas hablan de una “regulación responsable” del coche, apuesta por el transporte no motorizado y una red de carriles bici. Su mayor problema es que llevan muchos años gobernando y ya sabemos cómo diseñan las nuevas zonas.

Resulta gracioso que el PSOE presuma de El Toyo y lo ponga como ejemplo, cuando es una zona que está en las antípodas de lo que entendemos por movilidad sostenible. Una urbanización en la que tienes que usar un medio de transporte o dar una larga caminata hasta para comprar el pan, y en la que todo está lleno de complejos residenciales cerrados a cal y canto, no creemos que sea ejemplo de nada. Nos gusta su apuesta por el ferrocarril y el metro ligero a la universidad, así como la idea de ir sustituyendo los vehículos municipales por eléctricos y/o híbridos.

El concepto de ciudad densa y ‘mediterránea’ de IU es el que más se acerca a una idea de movilidad sostenible real. Nos han gustado sus propuestas de tráfico segregado, la idea de pacificación del tráfico y las ‘galerías vegetales’ para amortiguar el impacto del transporte motorizado. Pero a IU le ocurre lo mismo que al PP, muy bonito todo, pero si nos fijamos en cosas que han hecho vemos que El Toyo también es ‘hijo’ suyo y está muy lejos de lo que están defendiendo aquí.

UPyD sigue demasiado centrada en el coche con su idea de incrementar aparcamientos o de viales dimensionados según el tráfico futuro. ¡¡Que la idea es que la gente utilice menos el coche, no más!! Nos gusta su apuesta por los carriles bici y, sobre todo, esa defensa de las aceras anchas de la que deberían aprender en la mayoría de los ayuntamientos almerienses.

Equo hace propuestas concretas a nivel regional sobre movilidad con un ojo puesto en las elecciones autonómicas, aunque hemos echado en falta algo más de concreción sobre su modelo de desarrollo urbanístico, nos han gustado mucho sus propuestas legislativas.

El Partido Andalucista sigue centrado en lo ‘políticamente correcto’ y sus propuestas son las habituales cuando se habla de movilidad, pero sí destacamos dos cosas que habría que tener en cuenta, y son, su idea de dotar de aparcamientos a las zonas cercanas a los nudos de conexión del transporte público y crear itinerarios peatonales.

 

¿Crees necesario un proyecto de Cercanías en el Andarax y el Poniente?

¿Lo considera tu partido una inversión prioritaria?

Si tuviéramos que dar nota, en este punto aprueban todos, dado que todos apoyan el cercanías, aunque claro, sería suicida decir lo contrario.

Hay que decir que el Partido Popular nos ha parecido el más realista de todos. Una cosa es ondear la bandera del ferrocarril y otra muy distinta llevarlo a cabo, cosa que efectivamente implica a muchas administraciones y supone una gran inversión. Por ponerle un pero, nos gustaría más entusiasmo en la idea, que parece que la apoyan con ‘la boca chica’.

El PSOE dice sí al ferrocarril. Estamos de acuerdo con que “supondría un paso de gigante en la calidad de vida de sus habitantes”, pero hasta ahora la Junta en la que gobiernan tampoco es que haya apostado de forma decisiva por ello, de haber sido así el del Andarax estaría funcionando y el de Poniente en obras.

Izquierda Unida también defiende el ferrocarril, no podemos poner ninguna pega en este caso, este medio de transporte es la columna vertebral del concepto de movilidad que defienden.

UPyD apoya igualmente este proyecto, especialmente en el Andarax y pide estudios en el Poniente, dados sus altos costes. Nada que objetar, aunque sí les recordamos que el ferrocarril es algo que viene dando que hablar desde hace muchos años, no que descubrieran ellos en las municipales del año pasado como dicen.

EQUO defiende este medio de transporte como los demás. De ellos sigue gustando ese punto de visita económico, tratando de destacar las ventajas económicas que tiene esta apuesta por un transporte más sostenible. Hacen más falta ese tipo de discursos para que los más escépticos vean que apostar por una movilidad sostenible también genera riqueza.

Por último mencionar el Partido Andalucista, al que no podemos poner ninguna pega, han sido breves y claros: apuestan por el ferrocarril.

¿Crees que será usado masivamente por los ciudadanos, logrando sustituir al vehículo privado?

¿O los almerienses no tenemos remedio y estamos enamorados de nuestros coches?

En esta doble pregunta, todos tienen que echar de imaginación para la primera parte, pero es en la segunda dónde casi todos confirman lo que desde Doble Fila observamos como unos ciudadanos más, Almería está pensada para el coche.

El Partido Popular se rodea de la teoría y confía en que sería un acierto su inclusión para interactuar con los municipios colindantes, defendiendo el transporte público. No les vendría mal seguir el ‘hashtag’ de Twitter #surbus, donde verán qué piensan los usuarios de su gestión del transporte. Eso sí, menciona que para trayectos menores de 3 km, salvo familias, el coche es innecesario a menudo, totamente de acuerdo.

PSOE se posiciona como un partido realista y mira a un horizonte a largo plazo, con subvenciones y trabajo detrás. Nos alegra leer que postula una alternativa al coche individualista, y es la de compartirlo para trayectos comunes.

IU juzga que «el enamoramiento de los vehículos es resultado de un abandono de las inversiones en infraestructuras de transporte» y se justifica en que la población demanda fiabilidad y eficiencia en el transporte público para abandonar el coche, algo que estamos observando en nuestras investigaciones de los usuarios de las lineas urbanas de la capital y de otros municipios.

Es UPyD quien de primeras defiende que sea estudiado su rentabilidad económica real para no caer en la trampa de crear algo colosal pero destinado al fracaso, confia en una alta demanda ciudadana en la infraestructura ferroviaria. Coincide con IU en la inexistencia de un transporte público competente y eficaz.

EQUO resuelve con que sería un servicio de tendencia lenta, pero confia en que si la frecuencia y comodidad es real, el éxito estaría asegurado, eso sí, achaca que a día de hoy tenemos lo que se ha planificado como erróneo en base a ceder terreno al coche, algo que nos distancia de ciudades europeas que han retomado esa lucha.

El Partido Andalucista es breve, solo afianza que se ha de satisfacer las necesidades de la ciudadanía.

¿Consideras que nuestras ciudades están preparadas para facilitar la movilidad a pie?

¿Qué barreras y qué facilidades encuentras en este tema?

Esta es una pregunta que depara propuestas curiosas por parte de los partidos pequeños, que parecen más sensibles ante la ciudad que nos devora obra a obra. El PP se postula defendiendo dichas infraestructuras creadas en sus 8 años de gestión, mientras que los demás proponen otras más sencillas y económicamente viables.

Del PP nos gusta su apuesta por peatonalizar calles del centro de la ciudad, sin duda, da calidad en el día a día, en la pequeña tienda y en la tranquilidad ciudadana. Pero que se alaben las obras faraónicas de 3.000 plazas de aparcamiento con 5 parkings y 30 millones de euros en eso, nos parece algo aberrante, porque es como dejar la puerta abierta de la jaula de los leones, es fácil saber qué pasa con tanto coche suelto…atascos a la entrada de la ciudad.

En el PSOE saben de las quejas constantes de los usuarios de los autobuses de Surbus, algo que no cesa en ninguna temporada en concreto, se pregunte al colectivo que sea, aunque es el universitario el que más se presta a estas quejas.

En Izquierda Unida proponen dejar los árboles crecer, para que paren el viento y nos resguarde del sol. También avisa de la creación de zonas residenciales apartadas, las cuales aún siendo desiertas y no teniendo servicios, necesitan coger el coche para acceder a ellos, algo lógico.

UPyD se explaya en esta pregunta, y es la única que tiene en cuenta a las personas discapacitadas, mostrándose sensible a este colectivo al defender que no se realizan cambios de accesibilidad correctos. Critica la falta de señalización al salir de la Intermodal, a lo que le contestamos que sí la hay, quizás minoritaria, pero existe. También, interesante es su apuesta por aprovechar metros del Puerto, que en su opinión debería de interactuar más con la ciudadanía. Estamos de acuerdo en el planteamiento visto a ojos del peatón, el que los excrementos de perros y losetas levantadas hacen la función de un campo de mina surbano.

La visión de EQUO es ante todo original, nos pide ponernos en la mirada que tendría un niño al ver redondas monstruosas, aceras estrechas e intersecciones peligrosas. Sencillamente, si nos ponemos en su lugar, es fácil sentir algo de miedo, y pensar que en un coche uno está más seguro.

Por último, nuevamente el PA es escueto y no concreta demasiado, pero interesa conocer que critican la falta de itinerarios peatonales en nuestras ciudades, algo que sería imprescindible si se hace pensando en los niños como pide EQUO. Realizar itinerarios escolares es algo que solo IU ha propuesto recientemente en Roquetas de Mar.

Todos los estudios indican que una de las razones que impiden un despegue mayor del uso de la bici como medio de transporte son los numerosos robos que se producen.

¿Qué medidas defiende tu partido para mejorar esa seguridad?

De todas las preguntas, quizá en este punto sea donde nos hemos encontrado respuestas más sorprendentes. Efectivamente, los robos no son el único factor que impide el desarrollo de la cultura de la bici en España, pero sí es una de las quejas más unánimes entre los que usan este medio de transporte. Nos hubiera gustado algo más de sensibilidad, especialmente entre los tres grandes partidos.

El PP es un claro ejemplo de lo que decimos. Le preguntamos por medidas y nos responden apelando al ¡¡¿¿civismo??!! ¿Eso es todo?

El PSOE niega directamente, o al menos duda, que eso sea un problema y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, arremete contra algunos alcaldes por no apostar por la bici.

IU también muestra escepticismo con el tema de los robos cargando las culpas en los usuarios, aunque tiene en parte razón, no nos parece adecuada esa respuesta. Bien sus ideas sobre los aparcabicis y el registro de bicis.

UPyD resume muy bien dos de las ideas que nosotros consideramos imprescindibles. Por un lado, aparcabicis en los parkings en lugares más concurridos y vigilados, así como sistemas de fijación más eficaces.

EQUO vuelve a centrarse en promesas que no terminan de aclarar, pero sí nos ha gustado mucho el tema de las videocámaras y, desde luego, compartimos la importancia de un sistema de alquiler de bicis efectivo.

Por último, el PA también aprueba en esta pregunta, con aparcamientos en zonas concurridas y vigilados, y un registro de bicicletas, que consideramos más que necesario.

 ¿Qué papel debe jugar el coche privado en la movilidad?

¿Crees necesarias medidas para reducir su uso? ¿Cuáles?

En esta pregunta tenemos pocas objeciones que poner a las respuestas, cada uno pone el acento en lo que le interesa más, pero no nos han parecido incorrectas. Otra cosa es que realmente sea creíble su discurso, especialmente en el caso de los que llevan tiempo gobernando en unas u otras administraciones y no se han destacado por este tipo de políticas.

El PP empieza la intervención vinculando cosas como la “calidad de vida” con el uso del coche. No creemos que sea acertado, si las administraciones apostaran por el transporte público y un concepto de movilidad sostenible, el coche se usaría mucho menos. En Europa tenemos muchos ejemplos de ello. Después de ese llamativo discurso inicial, todo lo que se diga sobre apuesta para reducir el uso del coche suena a palabras huecas.

El PSOE tampoco se muestra muy ilusionado con el asunto. Con el coche compartido y el fomento de los híbridos o eléctricos no se arregla todo.

De IU nos ha gustado mucho la definición, “el coche privado es el comodín cuando todo lo demás falla”. Coincidimos plenamente con ella.

UPyD nada que objetar a su respuesta sobre la necesidad de mejorar el transporte público, por poner un ‘pero’, nos hubieran gustado más medidas, eso solo no arregla el problema.

EQUO ataca desde el punto de vista económico, con propuestas que pasan por ‘castigar’ el uso del vehículo privado. Nos han gustado sus ideas, aunque habría que añadir un tremendo esfuerzo para cambiar la mentalidad, esas medidas pueden ser muy impopulares.

El PA hace muy buen resumen en este punto: debate social, potenciación de medios de transporte alternativos e implicación de las administraciones. Ninguna pega aquí.

¿Consideras que la Zona Azul u ORA es una medida que ayuda a la mejora de la movilidad de las ciudades? ¿Por qué?

¿Crees que podría haber alguna otra alternativa?

De entrada señalar que el sistema ORA no es ‘per se’ una medida vinculada a la movilidad, sino un sistema que busca que determinadas plazas de aparcamiento no sean permanentemente ocupadas, y si bien algunas fuerzas políticas optan claramente por sacar el coche de la zona centro, sí echamos en falta medidas que faciliten la transición desde el estado actual hasta esa otra. La última pregunta entra en un tema delicado y es aquí donde más que en  ninguna otra, son patentes las diferencias entre el que tiene las competencias de gobierno, PP, y los que están en la oposición.

En el caso del PP, como señalamos, únicamente lo ve como una medida positiva y trata de desmontar la crítica de que se trata de un sistema meramente recaudatorio, justificar su validez solo por estar muy extendido en numerosas ciudades no es suficiente argumento.

En cuanto al PSOE, no puede centrarse exclusivamente en el modelo de gestión, debería ser más extenso en cuanto a las alternativas a proponer y mojarse sobre el espacio que crea que debe tener el vehículo privado en los centros de las ciudades.

Izquierda Unida se centra en la expulsión del coche de los centros urbanos, proponiendo medidas, si bien no se moja en cuanto al sistema que considera más idóneo para afrontar una realidad: hay plazas de aparcamiento en superficie que han de ser reguladas de alguna manera.

Interesantes son las propuestas de UPyD, pero no se puede ir en dos sentidos a la vez, o bien se incentiva que se aparque en las zonas céntricas facilitando el uso de los parkings, o bien se apuesta por los aparcamientos disuasorios en la periferia y se refuerza los medios de transporte, los recursos y la planificación han de decantarse en uno o en otro sentido.

EQUO aprueba en lo general al entender que precisamente la oferta de aparcamiento en las zonas centro invita a llegar a ellas en vehículo privado, pero no baja a lo concreto para proponer medidas sobre como cree que se deben gestionar las mismas.

El representante del PA centra su crítica en el afán recaudatorio pero no se moja en ir más allá, considera que la participación ciudadana resuelve los problemas de movilidad y, siendo cierto, sí que es necesario también cierto liderazgo por parte de los representantes políticos en la propuesta de medidas concretas.

 

Haciendo un resumen, podríamos decir que nuestros políticos aprueban la teoría, pero en la mayoría de los casos no ven la movilidad como concepto global. Aunque hay alguna grata sorpresa, la mayoría siguen pecando de políticas de parcheo que no van a arreglar nada. Cambiar por completo el actual concepto de movilidad, que en Almería está centrado única y exclusivamente en el coche, requiere consenso y un plan global en el que la apuesta por un transporte público cómodo y eficaz debe ser el eje vertebrador, acompañado de facilidades para el uso de la bici o los traslados a pie, y medidas disuasorias del uso del coche.

Señores políticos, no hace falta inventarse nada, basta con observar lo que se está haciendo en otros lugares, incluso más cerca de lo que pensamos hay cosas interesantes que están transformando ciudades, haciéndolas más humanas y dando calidad de vida a sus ciudadanos. En Doble Fila intentaremos descubrirlas y analizarlas, para que también sean útiles en Almería.

Sabemos que muchas de estas cosas requieren valor. Pensamos que lo fácil es llenar la ciudad de rotondas y parkings para afrontar los atascos, lo dificil es atacar el problema de raíz. Un plan más ambicioso y global quedará para las próximas generaciones y mejorará nuestras ciudades mucho más que todas las obras faraónicas que a nuestra clase política tanto le gusta hacer. ¿Se atreven a seguirnos?