El mes de abril va a dar de sí política y socialmente hablando en la capital, porque va camino de tener críticas mil. Llegó la hora del ORA.

El tema de la zona azul, ORA, impuesto ROA, línea azul o como deseemos llamarle, no es ningún juego de niños, pero como éstos, estamos dando pataletas estos días y los medios de comunicación se hacen eco de como escuece la medida. La ordenanza aprobada que regula el aparcamiento rotativo en nuestra ciudad tiene como punto más polémico el tener mover el vehículo cada dos horas y, atentos, ¡de zona! ¡Han divido las zonas azules en cuatro zonas! Es cierto que lo de las dos horas no es nada nuevo, y han seguido la estela de ciudades como Valencia, Valladolid, Pamplona, Alicante y Ciudad Real, pero también es cierto que estamos lejos de esas ciudades en muchos aspectos más. Por ejemplo en Valencia, Pamplona y Alicante reinan los carriles bicis por doquier. No vendría mal que el Ayuntamiento de Almería también se copie eso, porque es una alternativa al coche, siempre y cuando se valore, cuide e impulse.

Nuestro alcalde, Luisro, aquel que recuerdo por su “los almerienses somos así“, que ahora debería cambiar por el “ahORA somos azules“, anuncia que hay carencia de aparcamientos y es un bien escaso en la ciudad. Escaso en la superficie, amplio en el subsuelo añadiría yo. Aunque en solo dos jornadas laborales esto ya ha cambiado. La escena ha cambiado; muchas personas no quieren entrar al trapo azul a la luz del día y como si de una espantada se tratase, todos huyen despavoridos al subsuelo. Colas había hoy en muchos parkings subterráneos.

Los partidos de la oposición han querido responder ante estas medidas con un linchamiento sin acierto. El PSOE propone rebajar el precio de los parkings subterráneos, algo que tiene más de populismo callejero que de propuesta real porque el problema no solo radica en la economía, que también, sino en las 2 horas de rotación y en el exceso de coches que está absorbiendo nuestra ciudad. Lo mismo habría que decir de IU, que también ha hecho del tema del ORA su caballo de batalla. Ni unos ni otros parecen ser conscientes (o al menos no lo dicen), que el problema es otro y no se ataja con aparcamientos más baratos y más numerosos, al final ese tipo de soluciones obligan al ciudadano a pasar por caja, porque las infraestructuras siempre se quedan cortas. Ya podrían dedicar la misma energía que dedican a oponerse al ORA, en insistir y pedir un plan de movilidad alternativo, sostenible y eficiente.

Pero claro, los políticos almerienses son así. Da igual la ideología. Y si no veamos lo que dice UPyD, que ha llegado a calificar de “canallada” que se multe a los padres que incumplen las normas cuando llevan o recogen a sus hijos del cole. Lo realmente lamentable es subir coches a la acera, poner coches en doble fila, que los niños crucen entre los coches con el consiguiente peligro, que respiren gases contaminantes de los tubos de escape que no dejan de hacer el runrun durante 15 min.. etc. Eso sí es dantesco. Nunca deberíamos haber llegado a esa situación. Siempre se tenían que haber tomado en serio esos malos hábitos y por consiguiente, merecidas multas.

Hablando de políticos… a los que no escucho por ningún lado es a EQUO. Ellos podrían confirmar que las calles tendrán más espacio, menos gases contaminantes, menos monstruitos con motores ruidosos y deberían aprovechar para presionar para que nuestros gobernantes preparen un buen sistema de transporte público y una completa red de viales ciclistas. Eso mismo es lo que debería hacer PSOE, IU y UPyD ¿por qué no aportan ideas para mejorar el transporte público? De esta forma darían a la ciudadanía una alternativa real para no usar el ROA.

María Muñiz ya nos advirtió hace medio año, animando a los ciudadanos a pagar plazas de parking ante una zona azul “más molesta”. Pero medidas como rebajar y poner ofertas en parkings como el de Gloria Fuertes, no son una solución real, solo es meternos más en el agujero, valga la redundancia por su oscuridad, y no lo digo por estar subterráneo, sino por la nula transparencia de la gestion de Emisa. Realmente la solución pasa por otras alternativas y creo que algunas de ellas se harán realidad próximamente.

En fin, sigo con la misma tónica al respecto, ¿qué fue antes? ¿el huevo o la gallina? ¿el parking, la zona azul o el Plan de Movilidad? Señores y señoras, hagan un Plan de Movilidad Urbana Sostenible con participación ciudadana, háganlo propio para Almería. Y si ésta demanda tranvías y son eficientes, pues a poner tranvías, y si demanda monopatines… que sean monopatines, pero por favor, no me hagan los raíles y la pista de patinaje antes para cobrarme por su uso, porque a lo mejor yo prefiero ir en bici …

Fotografías de Marcos Tarraga y Juan Fernández.

Enlaces adjuntos recogidos de los medios: Ideal de Almería, La Voz de Almería, Diario de Almería y Teleprensa.

Por @caraminarro