Como ya dijimos el otro día cuando publicamos el primer decálogo centrado en la ciudad de Almería, también queremos trasladar nuestras propuestas en materia de movilidad para que sean tenidas en cuenta por los partidos políticos que se presentan a las municipales de Roquetas, ya que igualmente han sido varios los que han mostrado su interés por conocer nuestras posiciones.

El decálogo es muy similar al de la capital, aunque tiene algunas particularidades locales:

1.-Transporte público

-Creemos en el transporte público y pensamos que las administraciones deben considerarlo un servicio público básico para los ciudadanos. Reclamamos de los partidos políticos esa consideración y una apuesta decidida y clara.

-Queremos que se facilite la fiscalización de su funcionamiento y gestión por parte de la ciudadanía mediante órganos de participación.

-El estudio de rentabilidad de las diferentes líneas debe incluir variables de impacto social.

-En vista de las dificultades para financiar un proyecto como el tranvía, reclamamos medidas más económicas que sienten las bases de la futura infraestructura tranviaria, como líneas de autobuses que circulen con carriles segregados e infraestructuras tipo BRT (Bus Rapid Transit), cuyos costes son mucho menores.

-El Ayuntamiento debe implicarse en la financiación del transporte público, como hacen la inmensa mayoría de los municipios de más de 50.000 habitantes de toda España. Es incomprensible que se mantenga al margen y deje que el servicio se regule únicamente con la oferta y la demanda actual, sin apostar por su mejora para aumentar la demanda. Más incomprensible aún, teniendo en cuenta su carácter turístico y la importancia que estos servicios tienen para la imagen de cualquier ciudad a ojos de sus visitantes.

-Reclamamos que el apeadero de autobuses esté abierto durante los horarios de servicios de bus, con personal de información al público permanente y medidas de vigilancia.

-Mientras se pone en marcha un sistema BRT, instalar al menos en las paradas con mayor demanda máquinas automáticas de expedición y recarga de billetes, de forma que se pueda agilizar el acceso de pasajeros al bus.

-Compromiso, con apoyo público si es necesario, para mejorar las frecuencias de los buses urbanos y metropolitanos. Los horarios deben ser fijos y con una frecuencia mínima cada media hora desde primera hora de la mañana hasta la medianoche.

-Con unos urbanos de verdad (no como los de ahora) con frecuencias mucho mayores que las actuales y horarios más amplios, creemos necesario agilizar las comunicaciones con la capital incorporando en algunas frecuencias del metropolitano buses expresos que no paren en todas las paradas. Los autobuses ‘directos por la autovía’ actuales son escasos y siguen parando en todas las paradas desde Las Marinas hasta El Parador.

-Sabemos que las empresas concesionarias están pendientes de los nuevos concursos para renovar sus flotas, pero pedimos un mayor compromiso de las administraciones a la hora de exigir vehículos en mejores condiciones, y más adaptados a las necesidades de las líneas de Roquetas, que tienen recorridos urbanos prácticamente al 100%, incluyendo los metropolitanos hacia Almería. No es admisible autobuses de largo recorrido con baño y asiento de copiloto para las líneas urbanas, ya que el acceso se hace muy complicado para las personas con problemas de movilidad y ralentiza mucho los tiempos de embarque y desembarque, además de ser mucho más incómodos en este tipo de servicios. Pedimos la incorporación de autobuses de piso bajo a ser posible.

-Reclamamos de una vez la instalación de sistemas de información en tiempo real sobre los tiempos de espera de las líneas de Roquetas. Información que también debe ser accesible a través de internet y teléfono móvil, para reducir el tiempo que el pasajero permanece en la parada esperando.

-Consideramos necesario un estudio pormenorizado de las líneas de autobuses, que permita estudiar la incorporación de nuevos servicios para conectar los barrios y núcleos actualmente incomunicados del transporte público.

2.- Intermodalidad

-Establecer una política centrada en facilitar la intermodalidad entre los medios de transporte sostenible, de forma que se complementen entre sí. En este sentido, el Plan de Movilidad Urbana Sostenible actualmente en redacción, debe incluir el acondicionamiento de aparcamientos disuasorios y un plan de conexión de los mismos mediante una red de transporte público eficiente.

-Facilitar la combinación bus+bici. No solo permitiendo el acceso de bicicletas, también acondicionando aparcabicis seguros junto al apeadero, las paradas más usadas, los aparcamientos disuasorios y demás centros modales o de trabajo.

-La salida de Almería del Consorcio Metropolitano no es un asunto ajeno a Roquetas. Es más, los roqueteros son los principales perjudicados por esa medida, ya que deberían poder usar los buses urbanos de la capital con la comodidad y las ventajas de la tarjeta del Consorcio, tal y como ocurre en el resto de Andalucía. Por eso, creemos necesario que el Ayuntamiento de Roquetas reclame a la capital la integración de los billetes y tarifas de sus urbanos en el Consorcio, defendiendo los intereses de sus vecinos.

-Estudiar la implantación del programa Bus+Bici del Consorcio Metropolitano en Roquetas, aprovechando la existencia del apeadero.

apeadero2

3.- Accesibilidad

-Integrar a Roquetas en la Red de Ciudades que Caminan y la Red de Ciudades por la Bicicleta.

-Elaborar un plan específico con plazos y financiación, para potenciar los desplazamientos a pie en la ciudad.

-Desarrollar un plan, insistimos, con plazos y financiación, para que Roquetas sea una ciudad libre de barreras arquitectónicas y no sólo actuaciones puntuales según peticiones como se hace ahora.

-Accesibilidad también en lo económico. Incorporar en los autobuses urbanos (y pedirlo también en los metropolitanos que dependen del Consorcio) una tarjeta mensual para los usuarios habituales, así como la gratuidad o el precio reducido al menos, para mayores y estudiantes. Experimentar también con nuevas tarifas que ayuden a aumentar la demanda, como el billete de grupo de un día, que funciona muy bien en Alemania, y que en Roquetas podría ser un aliciente turístico para animar a los visitantes  a salir de los hoteles.

4.- Reglamentación

-Creemos necesario desarrollar de manera participativa una nueva Ordenanza de circulación y movilidad.

-Es necesario la aprobación de una ordenanza específica de bicicletas.

5.- Reparto de espacios

-Queremos arrancar el compromiso de los partidos políticos para que el coche deje de ser la prioridad en la ciudad. Así, entre otras cosas, reclamamos que se introduzcan indicadores de la Agenda Local 21 en el futuro PGOU.

-Es incomprensible que Roquetas no se haya unido aún al Plan Andaluz de la Bicicleta. Pedimos que lo haga cuanto antes.

-En los nuevos desarrollos urbanísticos se deberán reservar aparcamientos para bicicletas en las zonas comunes de los edificios de nueva construcción, tal y como hoy ocurre con las plazas para coches.

-Obligar a los aparcamientos subterráneos de pago existentes a reservar un espacio para aparcamientos de bicicletas con un tamaño proporcional al de su capacidad. Estos aparcamientos deberán publicarse en el Boletin de la provincia de almeria para su normalización de tarifas y ubicar preferentemente junto a la garita del vigilante de recepción.

-En las políticas municipales y estrategias, hay que tener en cuenta que la bicicleta es un medio de transporte y se ha de considerar como tal, no únicamente como una herramienta de ocio o deporte.

-Aprobar una normativa que regule el número de plazas de aparcabici en todo el municipio según los habitantes. Esa norma debe incluir la obligación de que los establecimientos comerciales con una superficie superior a los 2.500 metros cuadrados, así como centros de ocio, deportivos, sanitarios o educativos, deban contar con aparcamientos reservados para bicicletas con su capacidad adaptada a su tamaño.

6.- Facilitar la transición

-Incentivos en ITVM y otras tasas locales para vehículos eléctricos.

-Aunque no es la solución definitiva, sí entendemos que impulsar el coche eléctrico ayudaría a aliviar problemas como el de la contaminación y los ruidos. Por ello, defendemos que se aprueben planes para establecer puntos de recarga en diferentes puntos de la ciudad, e incluir la obligación de que los grandes centros de atracción de personas dispongan de estos puntos. En Almería actualmente hay muy pocos puntos funcionando, y de hecho, en la web del plan Movele del IDAE solo aparece el de El Corte Inglés de El Ejido.

7.- Participación

-Queremos que se generen espacios de participación en torno a la movilidad, transversales y continuos en el tiempo. Roquetas hace más de cinco años que se comprometió a crear el Foro de la Movilidad sin que hasta el momento lo haya hecho, como tampoco ha creado el Consejo Municipal de Medio Ambiente que el propio PP apoyó hace ya casi dos años.

-Compromiso con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Reclamamos la redacción, aprobación y puesta en marcha del PMUS con plazos e inversiones comprometidas ante los ciudadanos. No vale con aprobar el documento, queremos plazos y partidas presupuestarias específicas para su implantación y seguimiento.

8.- La movilidad en la gestión política

-La movilidad debe formar parte de la agenda política y de las acciones permanentes de trabajo municipal, y para todos los colectivos: escolares, tercera edad, desventaja social, discapacidad.

-Defendemos la creación de la Oficina Municipal de la Movilidad Sostenible tan arraigada en otras muchas ciudades, desde la que coordinar las políticas en la materia y la participación ciudadana. Especialmente en lo referente a la creación y puesta en marcha de Caminos Escolares Seguros y un Plan Municipal de la Bicicleta (sabemos que, como con los peatones, buena parte de las medidas estarán en el PMUS, pero no es incompatible con aprobar un Plan de la Bicicleta más especifico aún).

-Queremos evitar que se difumine la movilidad como segundo o tercer plato de una concejalía o que a la hora de acometer sus grandes proyectos, al final se repartan entre varias concejalías, diluyendo la responsabilidad y la toma de decisiones.

9.- La movilidad, una política transversal

-Todos los proyectos y planes municipales deben de ser estudiados desde un punto de vista de la movilidad sostenible.

-Los grandes eventos deben de contar con servicios de transporte público adaptados a sus necesidades y horarios, así como puntos de amarre para bicicletas promoviendo el uso de medios poco contaminantes.

-En sus políticas educativas, urbanísticas o incluso de servicios sociales, integrar la movilidad como eje transversal, al mismo modo que ocurre con la igualdad de sexos.

10.- Mitigar e ir erradicando el cochecentrismo

-Restar soberanía y dejar de fomentar el uso del coche privado como visión general, y para ello, articular mecanismos para dar más espacio a medios no motorizados, a peatones, al transporte público. Esto es, poner en práctica de verdad, la inversión de la pirámide de movilidad priorizando por este orden: peatones, bicicletas, transporte público, mercancías y, por último, coches.

– Escrito y debatido por: @juvaldivia @miguelcarceles @juanjoamate @caraminarro –