Estos días asistimos a numerosas muestras de indignación con motivo de la implantación del nuevo ORA, que limita el estacionamiento a dos horas, tras las que se hace necesario cambiar el vehículo de plaza y, ésta es una de las novedades más importantes, de zona. Se están recogiendo firmas y se ha creado una plataforma tratando de forzar un paso atrás en el Ayuntamiento de la capital que dudamos mucho que se llegue a producir, no al menos de forma inmediata, por lo que no nos queda otra que adaptarnos a la nueva situación.

Antes de nada, sí quisiéramos dejar clara nuestra postura, la de los integrantes de Doble Fila con respecto a este asunto. Creemos que el actual ORA, como medida disuasoria del uso del coche en los desplazamientos de la capital puede ser efectivo y puede ser una buena medida, pero también pensamos que antes de haberla implantado se tendrían que haber articulado mejor unas alternativas adecuadas. Un Plan de Movilidad, medidas que potencien e incentiven formas de movilidad alternativas y sostenibles, campañas de concienciación… debieran haber sido el primer paso a adoptar antes de poner en marcha planes tan drásticos y que despiertan tanto rechazo. Con alternativas potentes y competitivas, muchos dejarían de usar el coche incluso antes de verse obligados a ello con planes como el ORA, como ocurre en aquellas ciudades que tienen una red de transporte público eficiente, en las que muchos de sus vecinos no tienen ni coche particular sencillamente porque no lo necesitan. Hablando claro, bajo nuestro punto de vista el Ayuntamiento de la capital ha empezado la casa por el tejado.

Pero volviendo al asunto que nos ocupa, ¿de qué alternativas disponen los almerienses ante la llegada del nuevo ORA? ¿Qué ocurre con aquellos que se desplazan desde zonas alejadas del dentro o desde otros municipios y que acuden diariamente a trabajar a la capital? Tomada la medida, nos guste o no, no nos queda más remedio que buscar la forma de seguir llegando a nuestros trabajos o realizar nuestras gestiones.

Si el coche es nuestra opción, que en la mayoría de los casos será así, habrá que buscar una posibilidad para dejarlo estacionado durante nuestra jornada laboral o el tiempo que duren nuestras gestiones (evidentemente si son más largas que las dos horas citadas). Nosotros sugerimos el aparcamiento en zonas alejadas del centro como las existentes en la zona de la residencia Ballesol, a la entrada de la rambla desde la A-7 o los aparcamientos del Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Una vez allí, el transporte público a través de Surbus puede ser una opción, la línea de la zona del Ballesol es la Línea 18, mientras que la del Estadio es la Línea 7. Tampoco es mala opción dejarlo en Torrecárdenas, especialmente para aquellos que llegan desde la zona del Andarax, en cuyo caso la línea 18 y, sobre todo, la 2, son buenas opciones para llegar al centro. Por último, tampoco faltan los que dejan su coche en los aparcamientos de los centros comerciales.

 

La Línea 7 para al Sur de los aparcamientos del Estadio de los Juegos Mediterráneos

La Línea 18 de Surbus para en la Residencia Ballesol, junto al aparcamiento al aire libre.

La Línea 2, al igual que la 18, para en Torrécardenas y va al Centro

Otro plan interesante es la bicicleta. Una plegable puede ser una de las mejores inversiones que podemos hacer para nuestra salud y nuestro bolsillo. Se lleva en el coche sin problemas y una vez estacionado éste, podemos llegar con ellas con gran rapidez a cualquier sitio. Ya en nuestro destino, basta con plegarla para guardarla sin problemas.

Si no queremos renunciar a aparcar lejos del centro, no nos queda otra que elegir un parking subterráneo y pagar por horas o un alquiler mensual, otra cosa no, pero parkings hay para aburrir en estos momentos. De hecho, no es descabellado pensar que detrás de toda esta cruzada con el aparcamiento en superficie en el centro, está un intento del Ayuntamiento por rentabilizar las costosas inversiones en parkings de los últimos años. Por cierto, hemos intentado encontrar información de precios o disponibilidad de plazas en la web de la empresa pública Emisa y ha sido imposible, ya que implantan un ORA tan agresivo, ya podrían haberla puesto ‘bonica’.

Transporte público-Bici

Aquellos que definitivamente quieren olvidarse del coche y optar por el transporte público siguen teniendo la opción de alternarlo con la bicicleta. En la estación Intermodal hay un servicio de alquiler de bicis para los que llegan desde otros puntos de la provincia, y la bici plegable sigue siendo una opción tan válida como lo es en los coches particulares, aunque hay que tener en cuenta que no todas las compañías permiten llevarlas. En Surbus por ejemplo, solo la puedes transportar plegada, metida en su correspondiente funda y cruzando los dedos para que el conductor no ponga pegas. Éste es uno de esos aspectos que el Ayuntamiento de Almería debiera haber solucionado ya, si realmente quiere demostrar que el nuevo ORA no es una medida únicamente recaudatoria, sino que pretende cambiar la mentalidad de los almerienses con un nuevo modelo de movilidad.

Por último, tanto si se llega en coche o en autobús al centro, como si se vive en una zona relativamente cercana al centro, tampoco podemos olvidar que existe otra alternativa barata, sana y recomendable en muchos casos, que es trasladarse a pie. Depende de las zonas no es nada descabellado moverse por la capital a pie. Almería es una ciudad bastante pequeña y asequible para aquellos que se desplacen andando. Muchos descubrirán una ciudad completamente nueva y diferente de la que se ve desde la ventanilla de un coche.

¿Y tú? ¿Qué alternativas te planteas ante este importante cambio?