Próximamente darán comienzo las obras que, con poco más de dos millones de euros y doce meses por delante, pretenden regenerar ambientalmente una parte de la desembocadura del Río Andarax. El proyecto lleva consigo un más que necesario y reivindicado plan peatonal y ciclista para unir Almería y la Universidad de Almería, sin el actual riesgo de ir sobre la acera, junto a la carretera A-3202.

Desde hace dos años, mientras se estudiaba por el Servicio Provincial de Costas de Almería, ya se venía reclamando mayor seguridad vial en la conexión entre el Paseo Marítimo y el Camino de Ribera y se exigían infraestructuras como la segregación de un deseado carril bici y una mejorada acera para la actual carretera que une la Universidad con Nueva Almería. De hecho, se mandó para ello un manifiesto firmado al Ayuntamiento, con colectivos varios como Alpedal Almería, Los Mastrinkais, Foro Almería Centro, A.V.V. Nueva Almiraya, Taller de Arquitectura Sostenible, Unión de Consumidores de Almería, y así hasta una veintena de asociaciones y grupos de trabajo almerienses entre los cuáles, Alpedal Almería destacó recordando el año pasado por estas fechas que la zona conocida como ‘la curva’ y la gasolinera tenían un peligro acentuado para peatones y ciclistas que querían acceder al Parque Periurbano del Andarax del que tanto se presume desde el Consistorio.

En el colectivo ciclista en especial, desde que el alcalde Luis Rogelio-Comendador anunciara que conectaría los carriles bici almerienses en 2010, se le viene reclamando su compromiso cada vez que se tiene oportunidad, y con razón. Ahora será la actuación de la Secretaría de Medio Ambiente la que le eche un capote con sus competencias, ya que la primera fase que se acometerá entre la Ribera y el Paseo Marítimo en los recorridos nombrados como Este (450 metros) y Oeste (328 metros) respectivamente, ya vislumbran sobre plano que tendrán por fin carril bici, además de la zona peatonal y zona verde correspondiente.

Prolongación del actual carril bici hacia la Universidad. Frente a la Desaladora.

Prolongación al Paseo Marítimo de Nueva Almería

Ahora bien, el tema que por un lado parece que se cierra, hace que se abra por otro lado, concretamente en algo en lo que siempre ha habido ambigüedad. De todos es sabido la prohibición de rodar en bicicleta por el acerado de Almería y el Paseo Marítimo todos conocemos que a día de hoy, es acerado. Como también muchos de vosotros sabréis los ciclistas urbanos y los ciclistas deportistas pedalean por él, unos cautos y otros no tanto, y ante esto siempre se ha mirado hacia otro lado, porque es el propio Ayuntamiento quien sabe que nuestro Paseo Marítimo es de los pocos en España que no posee un carril bici propio, y porque no ha habido incidentes reseñables.

Doble Fila ha podido conocer de primera mano que desde el Área de Movilidad y Tráfico del Ayuntamiento de Almería se rastrea en boletines y páginas webs para la búsqueda de financiación que pueda emplearse para unir carriles bici actualmente inconexos entre sí. Ante la nueva actuación que se anuncia en el Delta del Andarax cabría esperar que a medio plazo interese seguir uniendo hacia el Parque Nicolás Salmerón y la Rambla, a través del Paseo Marítimo. Pero ¿cómo? Hay espacio para ello, eso sí, siempre cumpliendo con el mínimo exigido de 3 metros para dos carriles, y obligando a los hosteleros a retirar maceteros, paneles publicitarios y otros elementos que se vean como obstáculos y devolviendo espacio al peatón y al ciclista. No cabe duda de que no se trata de una de esas grandes obras que necesita la ciudad, pero tampoco que el cambio que supondría sería importante y ganaríamos todos.

@caraminarro