Más vale tarde que nunca, se suele decir, y en el caso de la movilidad de Cabo de Gata, podríamos decir lo mismo. Aunque parezca extraño tratándose de un lugar de tanto valor ecológico como este espacio natural, donde se trata de potenciar un turismo alternativo y donde actualmente se producen importantes problemas de congestión en los meses de verano, el parque natural aún no dispone de un documento que regule y apueste por la movilidad sostenible.

Pero la cosa puede cambiar pronto. Esta semana se han iniciado los contactos del Grupo de Trabajo de Movilidad Sostenible que la Junta Rectora del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar ha constituido para que políticos, ecologistas y expertos empiecen a diseñar el futuro documento. De momento se encuentra en sus fases preliminares, con un informe previo que establece algunas de las pautas a seguir en la redacción del Plan. Para ello se parte de una serie de propuestas elaboradas por un equipo técnico experto en la materia, pero que han de ser concretadas en cuanto a su idoneidad y prioridad y además, como siempre defendemos desde Doble Fila, la participación ha de ser un eje fundamental en la elaboración de este documento, por lo que esperamos que se determinen espacios y momentos para poder aportar ideas a este documento.

¿Qué podemos esperar de un Plan de Movilidad Sostenible para Cabo de Gata?  No hace falta que recordemos la importancia de este espacio natural, protegido no solo por leyes nacionales y autonómicas, sino también por tratados internacionales y con declaraciones tan importantes como la de Reserva de la Biosfera de la UNESCO. La acción del hombre sobre un lugar de estas características debe estar controlada, y eso incluye las formas de movilidad en su interior.

Se trata de un espacio con grandes atractivos turísticos y eso implica a miles de visitantes todos los años, especialmente en los meses de verano. Hasta ahora se han producido algunos intentos de regular el tráfico de vehículos particulares sobre todo en los accesos a las playas, no sin polémica todos los años, todo hay que decirlo. Pero creemos que es necesario dar pasos más ambiciosos y estos pasan por potenciar el uso del transporte público, que tiene que ser eficaz, asequible y sostenible, y debe tener ventajas y privilegios con respecto al coche privado para desincentivar su utilización.

Viendo lo que ocurre en otros lugares de Europa, e incluso de España, en los que los espacios naturales constituyen una oportunidad para impulsar el uso de otros medios de transporte como la bicicleta, no podemos dejar de pensar que la Junta Rectora debe tener en la bicicleta una de sus máximas prioridades, como parece que se desprende de las primeras informaciones que nos llegan. Primero porque es un medio totalmente respetuoso con el medio ambiente, segundo porque bien planificado su uso puede dar un impulso turístico tremendo a Cabo de Gata, favorecer la aparición de nuevos negocios en la zona e incrementar los atractivos de un lugar que tiene un gran potencial en gran medida aún por explotar.

Desde Doble Fila estamos expectantes ante este camino que acaba de abrirse. Esperamos que de estos trabajos salga un buen Plan de Movilidad Sostenible que marque un antes y un después en esa joya natural que tenemos en la provincia de Almería. Esperamos igualmente que la Junta Rectora, los municipios, y en general la sociedad almeriense, tome conciencia de la importancia de este tipo de planes, se los crea, y los impulse con medidas reales y concretas. Por nuestra parte nos comprometemos a colaborar en la difusión de todos los espacios de participación en torno a este Plan de Movilidad que se convoquen, entendemos que cuantas más perspectivas se sumen al debate, más enriquecedor será.