Una de las cuestiones que llama la atención a las personas que visitan Almería, es el poco uso que se hace de la bicicleta para los desplazamientos urbanos. Sorprende que no se utilice este medio de transporte en una ciudad donde en principio todos los elementos parecen favorables: buen tiempo, trayectos llanos, distancias cortas y medias… Y al contrario nosotros quedamos sorprendidos cuando visitamos ciudades como Berlín, Ámsterdam, o Sevilla, por poner un ejemplo más cercano. Y es también contradictorio con la afición deportiva tanto a la bici de carretera como a la de montaña

Son varios los factores que influyen de manera negativa en el uso de la bicicleta como medio de transporte en Almería: factores de política de movilidad, factores socio-culturales y factores personales. Como principal factor político está la falta de infraestructuras adecuadas para desplazarse en bici, hay pocos carriles bicis y muchos de ellos son impracticables o decorativos (Calle Padre Méndez) o sin una conexión adecuada (Carril de la Universidad con paseo marítimo). Además de los carriles bicis faltan otras infraestructuras como: bicis de alquiler, intercambiadores con otros transportes públicos (bus y tren). Los factores socio-culturales, es algo que se debería ejemplificar y educar con clases extras en el colegio para no llegar a la falta de educación y respeto.

Acera-bici en la Calle Padre Méndez

Los factores socio-culturales se refieren principalmente a cómo se realizan los desplazamientos urbanos. Y aquí el rey sigue siendo el coche. Aún siendo una ciudad pequeña se utiliza más el automóvil que los desplazamientos a pie, y estos más que la bici. Las personas que se desplazan en bici todavía son vistos como algo “excéntricos”.

Además cada persona tiene sus factores personales: el disponer o no de bici y lugar para dejarla, el percibir el uso de la bici como algo beneficioso para la salud, el pensar que su uso favorece al planeta al reducir las emisiones de CO2, …

¿Qué se puede hacer entonces para favorecer el uso de la bicicleta en Almería?

Son muchas las propuestas que podemos realizar pero hay una básica sin la cual el resto no serán eficaces. Lo primero es disponer de una Red de Carriles bicis adecuada: que recorra las principales vías de la ciudad, que tenga unas características (firme, anchura, …) y señalización correcta, que tenga conexión intermodal con los transportes públicos y sobre todo que esté realmente interconectada

Mapa realizado por Alpedal Almería

Además y analizando lo expuesto anteriormente sería importante favorecer: políticas de movilidad urbana que primen el uso de la bicicleta, contar con un servicio bien implantado de bicis de alquiler, disponer de zonas de aparcamiento bien situadas y seguras, facilitar el transporte de la bici en autobuses y trenes, realizar campañas publicitarias y de fomento del uso de la bici resaltando sus beneficios (personales, sociales y ecológicos).

José Luis Sánchez, sociólogo