En DF tenemos claro que si. Y en Facebook también. Si uno cree que lleva la razón, ha de quejarse o simplemente comentarlo con la pizca de razón que se lleva y un ramillete de buenas formas. Es así como puede conseguirse cambiar las cosas, que aunque a toro pasado nos sirvan...